walker david - los angeles pueden cambiar tu vida

Download Walker David - Los Angeles Pueden Cambiar Tu Vida

Post on 09-Apr-2018

354 views

Category:

Documents

31 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 8/8/2019 Walker David - Los Angeles Pueden Cambiar Tu Vida

    1/29

    LOS ANGELES PUEDENCAMBIAR TU VIDA

    Pdeles su ayuda

    DAVID G. WALKER

    Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusin, y con el propsito deque as como usted lo recibi lo pueda hacer llegar a alguien ms. HERNN

    Para descargar de Internet:ELEVEN Biblioteca del Nuevo Tiempo

    Rosario Argentina

  • 8/8/2019 Walker David - Los Angeles Pueden Cambiar Tu Vida

    2/29

    Adherida a: Directorio Promineo: www.promineo.gq.nu

    2

  • 8/8/2019 Walker David - Los Angeles Pueden Cambiar Tu Vida

    3/29

    Los ngeles Pueden Cambiar tu Vida, Pdeles su ayuda2001, David G. Walker.Digitalizador: Salserita (Chile)L-02 29/05/04Dibujo de portada: Jess Vsquez Castro

    INDICE

    PrefacioIntroduccinQu es un ngel?Clases de ngeles

    QuerubinesSerafines

    Los arcngelesLos ngeles de la guardaOtros ngelesOtros seres espirituales

    Los espritus de la NaturalezaEspritus guas y espritus protectores

    Los ngeles estn de moda

    La Iglesia y los ngelesPidiendo ayuda a los ngeles

    La intuicinQu podemos pedir?Resumen

    Cmo averiguar el nombre de tu ngel?Los ngeles y la curacinLos ngeles en el momento de la muerteLa imaginacinJugando con los ngelesLos ngeles y la suerteUn mundo multidimensionalLos ngeles y las preocupaciones

    Los ngeles y el crecimiento espiritualLos ngeles y la oracinMeditacin anglicaLa importancia de llevar un diariongeles en forma humanaApariciones etreas de ngelesConclusin

    PREFACIO

    El momento que nos ha tocado vivir no es nada fcil. Casi todos estamos mal. Casi todos tenemos

    problemas. Nuestra salud renquea con diversos achaques. La relacin de pareja es cada da ms difcil, eltrabajo ms problemtico y el futuro cada vez ms incierto. Adems, el dinero escasea.

    Algunas veces, las dificultades pueden agobiarnos hasta el punto de hacernos perder el gusto por la vida. Talera mi situacin cuando fui consciente de los ngeles por primera vez. No deseaba vivir ms. Saba que nadiede fuera podra ayudarme y saba tambin que careca de las fuerzas necesarias para salir del hoyo por mmismo. Entonces, por casualidad, descubr un mtodo de autoayuda que no era tal, pero que funcion de unamanera milagrosa. Hizo que mi vida diera un vuelco de 180 grados y que las oscuras nubes que ensombrecanmi horizonte se fueran despejando, hasta que muy pronto, brill de nuevo el sol. Y brill con ms fuerza de la quenunca antes tuviera. El mtodo fue muy simple, el esfuerzo mnimo no estaba yo entonces para grandesesfuerzos y el resultado, increble.

    Tom conciencia de los ngeles del modo ms casual. En un principio no cre mucho en ellos, pero tampoco

    fui totalmente escptico. Supe que podemos pedir su ayuda y decid ponerlos a prueba. Este fue el principio deuna relacin maravillosa que perdurar para siempre y que todos, absolutamente todos podemos iniciar cuando lodeseemos.

    3

  • 8/8/2019 Walker David - Los Angeles Pueden Cambiar Tu Vida

    4/29

    Y este es mi primer mensaje para ti, que me ests leyendo en este preciso momento: No te dejes engaar!El mundo es mucho ms amplio, ms rico y ms complejo de lo que captan tus sentidos. De hecho, ellos soncomo una estrecha rendija por la que apenas se divisa una minscula parte de la realidad. Vemos y sentimos loque cae dentro de esa abertura, pero nada ms. Esto es algo muy sabido, sin embargo lo olvidamoscontinuamente. Tus sentidos te dirn que ests solo, pero ello no es verdad. Son muchos los seres que teacompaan en este mismo instante. Aunque tus ojos no puedan verlos, aunque tu tacto no sienta su piel ni tuolfato su perfume, aunque tus odos no escuchen sus pasos. Algunos de ellos pueden ayudarte a mejorar tusituacin y les encantara hacerlo.

    Solamente tienes que pedrselo.

    San Antonio, TexasOctubre de 1994

    INTRODUCCION

    Hace quince aos inici una relacin bastante estrecha con algunos seres que desde mi punto de vista actualno puedo calificar ms que como humanos angelicales, con muy estrechos contactos en el otro lado de larealidad. Sin embargo, mi conciencia de este hecho no fue entonces demasiado profunda, de modo que debitranscurrir ms de una dcada, antes que los ngeles llegaran a desempear un importante papel en mi vida.

    Todo se inici como consecuencia de un encargo de traduccin efectuado por un editor y gran amigo. Se

    trataba del libro de Terry TaylorMensajeros de la Luz, que yo deba vertir al espaol. Cauteloso por naturaleza,no di en un principio mucho crdito al contenido del libro, me pareca - y me sigue pareciendo encantador enmuchos aspectos, pero en otros excesivamente fantasioso. Sin embargo, el contacto forzado que con l mantuvedurante cierto tiempo y quizs tambin la desesperada situacin en que entonces se hallaba mi vida a todos losniveles, me empujaron un da a comprobar la afirmacin de Terry Taylor, segn la cual, toda peticin humana,cualquiera que sea su importancia, ser tenida en cuenta por los ngeles y llevada a efecto, siempre que seafavorable para todos los implicados, o al menos no resulte daina para nadie.

    De modo que me decid a pedir la ayuda de esos seres espirituales protagonistas del libro de Terry, sinimaginar ni un momento que pudiese recibir lo solicitado, y mucho menos que pocos aos despus, yo mismoestara escribiendo sobre ellos.

    El primer problema que les present se resolvi de una manera rpida y sorprendente. Mi situacineconmica era bastante crtica y lo que ms me preocupaba en aquel entonces era el ya atrasado alquiler de miapartamento. Usualmente entregaba cada mes un sobre con la cantidad acordada a la madre de la duea, que

    viva en el mismo edificio, dos pisos ms arriba. Apenas haban pasado cinco o seis das desde mi peticin decierta ayuda monetaria, cuando de manera totalmente inesperada recib una cantidad considerable al menospara m en aquel momento lo era -, sin que para nada me acordara entonces de los ngeles. Al subir a entregarel dinero a la viejecita y mientras esperaba que me abriera despus de haber hecho sonar el timbre, vi quepegado a su puerta haba un angelito de cermica, cuya presencia jams not anteriormente y que ahora parecamirarme de una manera muy especial. Cuando por fin me abri y pude darle el sobre con el dinero para su hija, laanciana seora estuvo tan amable y se interes tanto por m, que desde entonces fue ya siempre mi aliadasecreta. Baj a mi casa maravillado y sorprendido. El ngel de cermica y la actitud de la seora, con quienhasta entonces apenas si haba intercambiado breves saludos, me hicieron pensar que tal vez los ngeles mehaban odo, decidiendo ayudarme de algn modo.

    Aunque mi escepticismo y mis dudas eran todava considerables, afortunadamente no llegaron a impedir querealizara mi segunda peticin, relacionada de nuevo con el problema de la vivienda. Saba, pues me lo habannotificado diversos mdicos, que la contaminacin de la ciudad estaba afectando mi precaria salud y por otro lado,

    deseaba ardientemente liberarme del oneroso alquiler mensual. De modo que, intentando matar estos dospjaros de un tiro y deseando al mismo tiempo comprobar definitivamente el poder y la voluntad de los ngeles,les ped sin el mnimo recato algo que, teniendo en cuenta mis posibilidades econmicas de entonces era casidemencial: una casa propia, en un bosque, y adems, no demasiado alejada de la civilizacin. Apenas habatranscurrido unas semanas cuando un compaero, profesor de la facultad de arquitectura, me coment desoladoque su ordenador se haba estropeado en el momento ms crtico, como suele ocurrir siempre. Por supuesto leofrec gustoso el mo y, as, una amistad que hasta entonces era muy superficial, se convirti en algo bastantems slido, tanto con l, como con otra arquitecta copartcipe suya en el trabajo efectuado con mi ordenador. Yfue precisamente esa arquitecta, quien poco tiempo despus me ayud enormemente en este asunto, y a elladebo el haber encontrado una parcela de terreno ideal para m en todos los sentidos: el lugar es magnfico aunque muchos lo consideran excesivamente fro -, en pleno bosque de cedros y a una hora escasa de la ciudad.La parcela en cuestin haba sido embargada por el gobierno del estado. Siempre acompaado por la arquitecta,me entrevist varias veces con el director de la dependencia estatal encargada de la regulacin del suelo, y

    gracias a su intervencin, pude adquirir la mencionada parcela por el mismo precio que haba pagado su ltimodueo algunos aos antes, en total, apenas tres mil dlares, cantidad que, teniendo en cuenta el nivel de laurbanizacin y la situacin del propio terreno, era sencillamente ridcula. Adems, por si todo ello fuera poco, el

    4

  • 8/8/2019 Walker David - Los Angeles Pueden Cambiar Tu Vida

    5/29

    pago lo pude efectuar en varios plazos sin ningn tipo de recargo. El da que fui a ver el lugar me qued helado;alguien, seguramente un nio, haba pintado en la pared de la casa vecina la silueta de un ngel.

    Siempre con la ayuda de esta arquitecta ya amiga, los trmites, los permisos estatales y locales, el agua, laluz y el comienzo de la obra fue todo vertiginoso. Yo mismo excav los cimientos, el hoyo de la cisterna y la fosaasptica. Antes de tres meses estaba viviendo en mi nueva casa, que aunque ciertamente muy modesta, seajustaba con toda exactitud a lo solicitado. Aquello me anim ya ms, de modo que un poco por ver hasta dndellegaba la racha segu pidiendo. Con la culpable sensacin de haber gastado mis dos primeros deseos en cosaspuramente materiales, decid que ahora me ocupara de otros aspectos de mi vida que estaban exigiendo a gritosun arreglo en profundidad. Citar slo uno de ellos: la salud. Tras haber pasado por las manos de al menos unaveintena de mdicos de todas las tendencias, de haber gastado considerable cantidad de dinero y haber sufridoestoicamente una operacin y diversas terapias, mi situa