PATRICIO GRANDE Y NATALIA WIURNOS LA HISTORIA la fundacin del Partido Indio de Bolivia (PIB) liderado por Fausto Reinaga. Si bien ... “A nombre de la raza india de Amrica entera es

Download PATRICIO GRANDE Y NATALIA WIURNOS LA HISTORIA   la fundacin del Partido Indio de Bolivia (PIB) liderado por Fausto Reinaga. Si bien ... “A nombre de la raza india de Amrica entera es

Post on 26-Mar-2018

213 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li><p>1</p><p>PATRICIO GRANDE* Y NATALIA WIURNOS**</p><p>LA HISTORIA RECIENTE LATINOMERICANA.Su implicancia en la formacin docente y en la escuela secundaria.</p><p>INTRODUCCINLa propuesta que aqu desarrollaremos fue presentada en los Talleres sobre</p><p>Problemas de la Historia Colonial e Indgena, realizados en el mes octubre del ao2011 junto con estudiantes y docentes de la carrera Profesorado en Historia del InstitutoSuperior de Formacin Docente N 51 de la ciudad bonaerense de Pilar. Durante dichasjornadas llevamos a cabo el taller denominado Historia reciente de Bolivia: Laindianidad como identidad y razn poltica (1970-2009).</p><p>Para elaborar la presente propuesta de trabajo partimos de la premisa que loshechos ms cercanos en el tiempo pueden conformarse en un campo de investigacinvlido de la ciencia histrica as como tambin en objeto de enseanza y aprendizaje enlos distintos niveles educativos. Sin embargo, frecuentemente la Historia reciente fuemarginada y/o relegada de las currculas escolares como tambin de las instancias deformacin docente, establecindose de este modo una gran () distancia entreconocimiento acadmico y escolar (Cuesta Fernndez, 1997:12). Con la presentaciny puesta en prctica del mencionado taller sobre Historia reciente de Boliviaprocuramos disolver dicha frontera.</p><p>Es importante sealar que la presentacin del taller surgi como sntesis denuestra labor investigativa y docente, conjugndose nuestra prctica en el campoacadmico a travs de la investigacin de temticas vinculadas a la historia prximaboliviana y la tarea desempaada en el mbito de la formacin docente. Concebimos asuna necesaria y fructfera articulacin entre ambas dimensiones.</p><p>En el presente artculo buscaremos en primer lugar dar cuenta en formadescriptiva y explicativa de la problemtica trabajada, reflejando los momentosvivenciados durante el trascurso de los talleres. En segundo lugar, presentaremosalgunas posibles implicancias pedaggicas sobre Historia reciente de Bolivia tanto en elnivel de educacin superior como en el nivel secundario. Por ltimo, esbozaremos unapropuesta didctica articulando la mencionada temtica con los Diseos Curriculares delProfesorado en Historia y de la actual Escuela Secundaria.</p><p>1. PROPUESTA DE TALLER. PRCTICA Y PRXISEn esta parte del artculo intentaremos reflejar no solamente la propuesta y los</p><p>contenidos desarrollados en el taller, sino que tambin nos proponemos reflexionarsobre la prctica. Para ello introducimos el concepto de praxis que nos posibilitar lareflexin crtica sobre lo trabajado.</p><p>1.1 LA PROPUESTAEl trabajo de esta problemtica histrica se desarroll bajo la modalidad de taller</p><p>() enmarcada en el anlisis fctico y terico abierto a la reconstruccin dialctica, atravs de la reflexin y la revisin en la accin (Basilio; Guerra; Agero, 2010:1).</p><p>La propuesta persigui una doble finalidad: por un lado, concebir a dichatemtica como un problema de investigacin que incumbe al quehacer de la Historia;por otro lado, propiciar un espacio de intercambios socio-cognitivos que enriquezca la</p><p>* Profesor en Historia, docente UNLujn.** Profesora en Historia, docente UNLujn.</p></li><li><p>2</p><p>formacin de futuros profesionales de la educacin. Entre los objetivos delineados en eltaller destacamos los siguientes: Visibilizar a la indianidad como un fenmeno poltico e identitario de mediana</p><p>duracin en la historia boliviana. Examinar y analizar el lugar de la indianidad en el actual Estado Plurinacional</p><p>de Bolivia. Generar un espacio de dilogo, intercambios y debates que enriquezca la</p><p>formacin profesional docente.Para obtener una aproximacin integral al fenmeno planteamos un abordaje</p><p>desde la Historia Social, entendida sta como una forma de conocimiento y decompresin cientfica del pasado caracterizada por incorporar en sus anlisis a distintoscolectivos societales actuando bajo mltiples situaciones. A su vez previmos distintasinstancias de trabajo tales como: presentacin de la temtica; exposicin oral de loscontenidos por parte de los docentes; preguntas e intercambios con los asistentes;anlisis de fuentes escritas por parte de los asistentes; puesta en comn, reflexiones yconclusiones.</p><p>Entre los contenidos presentados y trabajados durante el taller se destacaron: laconceptualizacin de indianidad, indianismo e indigenismo; la fundacin del PartidoIndio de Bolivia y Tesis India; la emergencia del movimiento katarista; elnacionalismo indgena y los movimientos sociales durante el siglo XXI; la visibilidaddel indgena en la actual Constitucin Poltica del Estado Plurinacional de Bolivia.</p><p>Con el propsito de brindar algunos conocimientos introductorios y especficossobre la problemtica elaboramos un breve texto que condens sucintamente loscontenidos enunciados ms arriba y que fue entregado previamente a los asistentes. Acontinuacin presentamos dicho escrito:</p><p>LA INDIANIDAD EN BOLIVIA: BREVE NARRATIVA DE UNA HISTORIATRANSVERSAL</p><p>Bolivia es una sociedad erigida sobre una composicin lingstica, cultural e identitariaprofundamente plural y heterognea. Segn los datos arrojados por el Censo nacionalde poblacin y vivienda del ao 2001, cerca del 62% de la poblacin se identifica conalguno de los ms de treinta pueblos y naciones originarias existentes a lo largo y anchode la geografa del pas, con predominio de las identidades quechua y aymara. Sinembargo, esa caracterstica estructural -que el socilogo Ren Zavaleta Mercadoconceptualiz como lo abigarrado de la sociedad boliviana- ha sido histricamenteinvisibilizada por las elites blanco/mestizas que controlaron los designios polticos yeconmicos de la Repblica andina.Durante los primeros 127 aos de existencia republicana (1825-1952) las distintasclases, fracciones y grupos sociales que se alternaron en el poder impusieron diferentesmecanismos de exclusin en la esfera poltica, econmica, social, cultural y jurdicasobre las mayoras societales del pas: los colectivos y comunidades indgenas.La Revolucin Nacional de 1952, protagonizada por el Movimiento NacionalistaRevolucionario (MNR)1, inaugur una nueva etapa. Represent el intento ms decididode construir y consolidar un Estado de carcter nacional en el marco de un programa demodernizacin capitalista. Se ampliaron derechos ciudadanos a travs de medidas comoel sufragio universal, la reforma agraria, la estatizacin de las principales empresas</p><p>1 La revolucin fue protagonizada por una alianza social entre sectores medios urbanos blanco/mestizos yla clase obrera minera. Esta revolucin derrib el Estado liberal-oligrquico conocido como la roscaminera.</p></li><li><p>3</p><p>econmicas del pas, etc. No obstante, los cimientos estatales continuaron erigindosesobre la base de una nica identidad nacional: la bolivianidad, entendida sta como unasntesis socio/cultural o mestizaje entre lo europeo y lo indio; es decir que el acceso alpoder por parte del MNR no significa una rehabilitacin del indio () En el caso delmundo rural, tal planteamiento se traduce por la sustitucin de la figura del indio porla del campesino (Do Alto, 2007:24-25).Por su parte luego de la Revolucin Nacional el movimiento obrero, conducido por lostrabajadores mineros, continu organizndose fundamentalmente en torno a identidadespolticas clasistas de corte marxista o filomarxista. Es interesante destacar que la mayorparte de los trabajadores mineros provenan de poblaciones indgenas del altiplano, sinembargo la convergencia de la identidad clasista por un lado y la nacional por el otro,relegaron durante estos aos al sustrato tnico o indgena como motivo de cohesin ymovilizacin para la transformacin de la sociedad.Recin en la dcada 1970, en el marco de distintos gobiernos dictatoriales, la dimensintnica o indgena comenz lentamente a ganar terreno en la arena poltica. Ello se debea la fundacin del Partido Indio de Bolivia (PIB) liderado por Fausto Reinaga. Si bieneste partido no logr obtener mayor adhesin, estableci algunas bases del pensamientopoltico indianista sustentado en el radicalismo tnico como teora y accinrevolucionaria para la toma del poder: A nombre de la raza india de Amrica entera esque el Partido Indio de Bolivia decreta abiertamente la guerra total contra la raza blanca() Este es nuestro asalto final: EL PODER INDIO O LA MUERTE!!! (Manifiestodel Partido Indio de Bolivia, 1969).Este nuevo fenmeno poltico cobr visibilidad fundamentalmente en regiones ubicadasen el altiplano mediante la fundacin de distintos partidos, sindicatos y movimientoscuyo eje articulador se centr en mltiples reivindicaciones tnicas (derechoseconmicos, revalorizacin de lo indio, etc.).A finales de los aos 70 cobr protagonismo el autodenominado movimiento katarista,en alusin al lder aymara Tupac Katari. Este movimiento plantea desde su surgimientola articulacin de la revaloracin de lo indio con la cuestin de clase (Do Alto,2007:29-30), contemplando de este modo la existencia de una doble opresin. Noobstante, la corriente katarista fue durante estos aos heterognea a su interior,existiendo dos grandes fracciones: una ms radical o indianista que cuestiona laexistencia del Estado nacional republicano, reivindicando un nacionalismo aymara; yotra ms moderada o indigenista que contempla la existencia del Estado democrticocomo escenario de accin poltica.En los aos 80 y 90 el ascenso y auge del capitalismo en su fase neoliberal erosiondefinitivamente las bases del Estado nacionalista construido a partir de la revolucin del52. Durante estos aos los cimientos econmicos del pas sufrieron reformasestructurales que provocaron un notable aumento en los ndices de desocupacin, deempleo informal, de subempleo, de pauperizacin, de pobreza, etc. En paralelo con estasituacin el nacionalismo y el marxismo, en tanto identidades polticas hegemnicasentre los aos 50 y 70, experimentaron un proceso de notorio retroceso social.Asimismo otras nuevas y/o resignificadas formas de identificacin colectiva adquirieronpreeminencia social, tales como la proliferacin de identidades multiculturales,indgenas, afrobolivianas, etc. En muchos casos estas identidades fueron impulsadas poractores externos; las fuentes del indigenismo y del indianismo son generalmenteoccidentales () Los actores intervinientes en la constante recreacin de la etnicidadson mltiples y variados: desde sindicatos campesinos (), una intelectualidad aymaraformada en Bolivia y en el exterior y vinculada a un discurso etnicista global (),</p></li><li><p>4</p><p>hasta ONG bolivianas y europeas [y] la cooperacin internacional (Stefanoni,2010:123).Durante el auge neoliberal se dio una peculiar alianza entre liberales y fraccioneskataristas indigenistas. Esta alianza se formaliz polticamente en la formulapresidencial electa en 1993: Gonzalo Snchez de Lozada (proveniente del MNR) yVctor Hugo Crdenas (dirigente aymara). Dentro de este contexto poltico, en el ao1994, se llev a cabo una reforma constitucional en la que se incorpor la dimensinmulti y pluri mediante la cual Bolivia se reconoci como libre, independiente,soberana, multitnica y pluricultural (Constitucin Poltica del Estado, 1994:Art. 1,inc. I).No obstante, durante los aos venideros las condiciones de vida materiales de lamayora de la poblacin boliviana experimentaron un marcado retroceso. Esta situacingener un ciclo ascendente de movilizaciones entre los aos 2000 y 2005 en distintasregiones del pas. Tambin el componente tnico-indgena jug un rol muy importantecomo ncleo identitario y de cohesin, pero bajo una nueva modalidad identitariasincrtica, denominada nacionalismo-indgena, cuyo centro articulador fue la defensade los recursos naturales tales como el agua y el gas. Se fueron reconstituyendo formasde interpelacin eficaces que pluralizaron los centros de irradiacin discursiva frente aldiscurso nico neoliberal, que domin el escenario ideolgico desde 1985. Esta vezcon rostro indio, por fuera del paraguas del nacionalismo revolucionario ymovilizando una fuerza social fundamentalmente rural: cocaleros del Chapare, losYungas de La Paz, y comunarios aymaras del Altiplano (Stefanoni, 2003:2).Durante estos aos dos fuerzas polticas de base popular condensaron diferentesmodalidades de interpelacin al Estado neoliberal: el Movimiento Indgena Pachakuti(MIP) liderado por el comunero aymara Felipe Quispe y el Movimiento Al Socialismo(MAS) encabezado por el cocalero Evo Morales Ayma. Por su parte el MIP estructurla movilizacin sobre la base de un indianismo ms clsico, promoviendo laconstruccin de un nuevo Estado, erigido sobre la territorialidad sur del antiguoincanato (Collasuyu). Mientras tanto, el MAS incorpor a su praxis jirones o retazos delnacionalismo revolucionario, del marxismo, del guevarismo y del indianismo. Laconvergencia de esta pluralidad identitaria multitnica y policlasista le permiti laampliacin de sus bases sociales en espacios rurales y urbanos.Fue este movimiento quien a finales del 2005 logr por medios electorales ocupar elEstado central, proclamando a Evo Morales como el primer presidente indgena deBolivia, asumiendo el inmenso desafo de emprender la construccin de un modeloestatal pos-neoliberal capaz de representar polticamente a todas las culturas y/onaciones que habitan el territorio boliviano mediante la creacin de una nuevainstitucionalidad, expresada jurdica y polticamente en la sancin de una nuevaConstitucin Poltica para el Estado (Grande, P.; Crinigan, 2008:1).Durante el primer gobierno del MAS, precisamente entre los aos 2008 y principios de2009, se sancion y aprob la Nueva Constitucin Poltica del Estado. La mismaincorpor a su texto, entre otros aspectos, un conjunto de importantes reivindicacionestnicas-indgenas tales como: la pluralidad de naciones que componen a Bolivia;derechos colectivos para las comunidades campesinas; autonoma indgena originariacampesina; gestin y explotacin de los recursos naturales; etc.Finalmente, la Nueva Constitucin no ha cerrado el debate poltico sobre la plenaigualdad e inclusin de los colectivos indgenas, contrariamente algunas corrientesradicales del indianismo no se muestran completamente satisfechas con la nueva CartaMagna boliviana.</p></li><li><p>5</p><p>Referencias bibliogrficasDo Alto, Herv (2007): Cuando el nacionalismo se pone el poncho. Hacia una miradaretrospectiva a la etnicidad y la clase en el movimiento popular boliviano (1952-2007).En Memoria, insurgencia y movimientos sociales. Bolivia. Buenos Aires: CLACSOlibros, editorial El Colectivo.Garca Linera, lvaro (2008): La potencia plebeya. Accin colectiva e identidadesindgenas, obreras y populares en Bolivia. Buenos Aires: CLACSO, Prometo libros.Grande, Patricio y Crinigan, Mariano (2008): El intento de construir un nuevomodelo de Estado en Bolivia: MAS-IPSP y la conquista del gobierno central. En:http://www.bolivia.indymedia.org/sites/Bolivia.indymedia.org/files/Bolivia.pdfginaGrande, Patricio y Wiurnos, Natalia (2010): Los movimientos sociales durante laprimera presidencia de Evo Morales Ayma. Una aproximacin acerca de la articulacinentre movimientos sociales, Estado y gobierno.Stefanoni, Pablo (2003): El nacionalismo indgena como identidad poltica: Laemergencia del MAS-IPSP (1995-2003). En publicacin: Informe...</p></li></ul>