lunfardo. trabajo final de gramática iii

18
Trabajo Final: El Lunfardo Profesor Responsable: Fabio Dandrea Alumna: María Soledad Peredo DNI: 32091636 Año: 2008

Upload: soledad-peredo

Post on 12-Jul-2015

420 views

Category:

Education


5 download

TRANSCRIPT

Page 1: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

Trabajo Final: El Lunfardo

Profesor Responsable: Fabio Dandrea

Alumna: María Soledad Peredo

DNI: 32091636

Año: 2008

Page 2: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

2

Lunfardo by Soledad Peredo islicensedunder a CreativeCommons Reconocimiento-

NoComercial 4.0 Internacional License.

Page 3: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

3

Introducción

En el presente trabajo se realizará un estudio sobre el Lunfardo: su nacimiento,

desarrollo, su expansión e influencia en la vida social no sólo de Buenos Aires, sino

también de la Argentina toda.

Si bien es cierto que el lunfardo no es una lengua como el español o el italiano,

entre tantos otros, así como estos idiomas ha sufrido diversos cambios a lo largo de su

historia. Y son estos cambios los que se tratarán de reflejar aquí.

Hay que aclarar que hay una gran cantidad y variedad de información disponible

para realizar un estudio a fondo sobre el lunfardo, pero por una razón de espacio y de

prioridades, se tratará de utilizar una buena parte de esta, recalcando los puntos que nos

interesan en este momento, y de forma clara y precisa.

Como veremos, el lunfardo empezó caracterizando a un grupo de la sociedad,

pero en el transcurso de los años se expandió y ya no caracterizó a una minoría, sino a

un país entero.

Y si bien, está claro que el lunfardo no se trata de una lengua, podemos ver

como se va produciendo un adstrato, relación de coexistencia sin que ninguna de las

lenguas en contacto desaparezca, es decir que se produce un intercambio de elementos o

rasgos procedentes de una lengua a otra como resultado de una situación geográfica o

social particular.

El lunfardo que comenzó, como veremos, con los ladrones en la cárcel, entró en

contacto con los inmigrantes europeos y, a su vez, con las jergas propias del país. Y por

otro lado el castellano, lengua oficial de la Argentina, también entró en contacto con el

lunfardo y con los dialectos de los inmigrantes, a través de los medios de comunicación,

de la incorporación de estos términos en la literatura del país. Aquí también se produjo

un adstrato.

Con la inmigración, Argentina se convirtió en un verdadero ejemplo de esta

relación de interlengua.

Page 4: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

4

Desarrollo

Según José Gobello1, el lunfardo es una jerga, un repertorio de términos traídos

por la inmigración durante la segunda mitad del siglo pasado y hasta el estallido de la

primera gran guerra. Dichos términos fueron tomados por el pueblo bajo de Buenos

Aires quienes los mezclaban con otros términos de origen campesino, quechuismos y

luisismos.

Pedro Luis Barcia, presidente de la Academia Argentina de Letras, señala que el

lunfardo “es un léxico nacido de una triple fuente: la jerga delictiva de los ladrones,

como base, el habla del arrabal y la fusión lingüística inmigratoria representada en el

conventillo porteño”.

Lunfardo viene de Lunfa que en portugués es ladrón novato.

Su rasgo particular es el de tender al disimulo o al secreto. Para esto usa diversas

tácticas como cambiar ciertas palabras de acuerdo a asociaciones más o menos sutiles:

reloj = “bobo”, por la facilidad con que es robado; revólver = “bufoso”, por el ruido que

hace. Otro mecanismo consiste en hablar al revés: “nami” = mina, “gotán” = tango. Se

utilizaron voces extranjeras: “parola”, del italiano: palabra; “brema”, del argot francés:

naipe. Se utilizaba el intercambio de la posición de las sílabas, procedimiento conocido

como vesre: ortiba, fecha. Y también la resignificación de palabras castellanas: moco =

error importante).

El lunfardo carece de sintaxis y gramática propia. Al utilizar palabras lunfardas

uno piensa en español, usando las estructuras y la gramática castellana, y luego se

reemplaza una o más de esas palabras por sus sinónimos lunfardos. Dada la cantidad de

palabras lunfardas (12.500, quizá) es imposible hablar lunfardo. Esas palabras son

insuficientes para expresar la cantidad de ideas que tiene una persona.

Su nacimiento y desarrollo se produce entre 1870 y 1920 aproximadamente. Y,

según Soler Cañas2, el primer vocabulario lunfardo se publicó el 6 de julio de 1878 en el

diario La Prensa, bajo el título “El dialecto de los ladrones”(Cañas & Soler, 1961).

Luego el 15 de septiembre de 1913, en el diario Crítica se publica hasta su terminación

1 Preside la Academia Porteña del Lunfardo, da clases en el Centro Educativo del Tango, Liceo

Superior del Tango y la Fundación Kone, además de ser escritor. 2Fue escritor, periodista e historiador revisionista, nació el 6 de noviembre de 1918 en la ciudad de Buenos Aires. Actuó en el periodismo político desde la década del 30. Falleció el 13 de septiembre de 1984.

Page 5: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

5

el 17 de enero de 1915, el Novísimo Diccionario Lunfardo. Inicialmente anónimo, y

luego mencionando a su autor Rubén Fastrás, periodista posteriormente identificado

como José Antonio Saldías.

El 21 de diciembre de 1962, fue fundada la Academia Porteña del

Lunfardo(Todo Tango, 2013), fruto de las ideas de José Gobello, Nicolás Olivari y

Amaro Villanueva. El mismo Gobello, acompañado por Luis Soler Cañas y León

Benarós, convocó a un grupo de escritores y periodistas para considerar la creación de

un instituto destinado al estudio del habla popular.

La difusión del lunfardo en nuestro medio y aún al resto de América Hispana y

Portuguesa, ha dado lugar a que la Real Academia Española, se viera obligada a

registrar referencias a él, de la siguiente forma(Real Academia Española, 1984):

Lunfardismo: Palabra o locución propia del lunfardo

Lunfardo: Argent. Ratero, ladrón.// 2. Argent. Chulo, rufián.// 3. Jerga que

originariamente empleaba, en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, la gente de

la vivir. Parte de sus vocablos y locuciones se difundieron posteriormente en las demás

clases sociales y en el resto del país.

Un poco de historia

En las últimas décadas del siglo XIX y en las primeras del siglo XX, una gran

inmigración europea llegó a Argentina, y buena parte de ella se asentó en la creciente

ciudad de Buenos Aires.

El mayor número de extranjeros provenía de Italia (especialmente de Liguria) y

España. La gran mayoría eran hombres jóvenes solteros. En 1869, de cada 5 varones de

entre 5 y 35 años, cuatro eran extranjeros. Se fue produciendo un desequilibrio

demográfico fenomenal, donde para 1887 había 243.000 hombres y 190.000 mujeres.

A la hora de divertirse, los jóvenes asistían a los prostíbulos. El inmigrante iba

como cliente, y el compadrito3, como cliente o fiolo (proxeneta) de una o más mujeres.

En sitios como este, comenzó a tocarse y a bailarse el tango(Wikipedia, 2013). Un

pianista o un pequeño conjunto (sin bandoneón, incorporado en la primera década del

3 Individuo del suburbio porteño provocativo, pendenciero, vanidoso, valentón, de actuar afectado y vestimenta llamativa.

Page 6: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

6

siglo XX) amenizaban la tertulia y ejecutaban piezas bailables que se compartía antes de

entrar a las habitaciones.

Los periodistas tomaron nota del avance de las palabras del habla porteña y lo

reflejaron en sus artículos, pero dieron más importancia en las utilizadas por los

delincuentes. Esto fue así ya que los periodistas eran especializados en temas policiales

o criminalistas. La asociación entre el vocabulario y el delito se da a partir del nombre

que se le dio a aquel: lunfardo es la palabra que usaban los ladrones para nombrarse a sí

mismos.

Dentro de este vocabulario se destacan palabras que provienen de diferentes

dialectos:

Italianos: amurar o biaba;

Franceses: garconnière, pris o prisse;

Polacos: papirusa;

Portugués:bondi;

Indigenismos: cancha, pucho;

Afronegrismos: quilombo, mandinga;

Arcaísmos españoles: aguaitar, espichar. En este grupo se cuentan

palabras del Caló (araca, mangar), y de la Germanía (runfla, taita).

Muchas palabras se consolidaron con la interacción entre argentinos, uruguayos

y brasileños en los ejércitos que pelearon tanto en guerras internas como en la de la

Triple Alianza.

Con los años, el lunfardo fue extendiéndose por todas las clases sociales, a partir

de la difusión de que le dieron las letras de tango (ver Anexo I), el teatro y el

periodismo popular, y debido a la movilidad social, que llevó a muchas personas que en

esa época vivían en la pobreza a los estratos medios y altos de la ciudad.

A mediados de la década del 20, comenzaron a surgir autores de letras de tango

que prescindían de las palabras lunfardas, como Homero Manzi4. La temática de los

tangos ya no son las historias del bajo fondo, sino que se interesan por la nostalgia, o la

4Homero Nicolás Manzione. Poeta y letrista (1 de noviembre de 1907 - 3 de mayo de 1951) Apodo: Barbeta

Page 7: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

7

moral como Discépolo5. El periodismo popular y los sainetes (el teatro) menguaron o

desaparecieron hacia finales de los años 20. En la década del 30, el tango, a través de la

radio, llevó masivamente estas palabras a hogares. A comienzos del 40, la presión de los

grupos puristas se hizo sentir, y el lunfardo fue prohibido en la radio. No hubo una ley

ni un decreto que lo censurara. Probablemente, se haya tratado de una orden interna,

verbal o escrita. Los tangos compuestos en esta época carecían de lunfardismos. El

gobierno de Perón, también de un modo impreciso, puesto que no hay documentación

de ello, levantó la prohibición a finales de la década del 40.

A partir de la década del 50, el tango comienza a decaer, y junto con él todo lo

referido a la cultura popular. A finales de los años 60, surge el llamado rock nacional,

originariamente llevado adelante por grupos de jóvenes que no participaban de la

masificación propuesta, y nuevas palabras comienzan a surgir como “pálida” o “copar”.

En la segunda mitad de la década del 80 se produce una masificación del rock y una

revalorización de lo popular. Aquí se pudo ver a Sumo, los Redonditos de Ricota y los

grupos punks de la época.

Las palabras “del rock” comenzaron a circular en boca de estos jóvenes junto

con palabras del lunfardo que podríamos llamar “tradicional” o “del tango”, nombrando

una misma realidad sin que se notase los cien años que las separaban. Se produce la

convivencia de yuta y fumachero, de faso (aunque resignificada; ya no “cigarrillo” sino

“cigarrillo de marihuana” y pete. La Renga, Los Piojos, Divididos y hasta Los

Caballeros de la Quema, profundizaron esto en los años 90. (Ver Anexo II)

En los últimos años de esa década, surgieron algunos grupos de “música

tropical” que comenzaron a desarrollar en sus letras una temática completamente

distinta de la habitual: Guachín, Yerba Brava y Flor de Piedra fueron los iniciadores de

lo que popularmente se conoce como “cumbia villera” (Ver Anexo III). En sus

canciones nos describen ambientes de la clase baja, muchas veces marginales, con

crudeza y de un modo explícito. Por ejemplo, El pibe cantina, de Yerba Brava, hace

transcurrir una historia en una villa de emergencia: “En los pasillos de la villa se

comenta/ que el pibe cantina se sacó la lotería”. No sólo se introdujo nuevos escenarios

y nuevas situaciones, sino que sirvió de soporte a un numeroso grupo de palabras usadas

en los ambientes descriptos por esas canciones para trascender a la sociedad. Pero sus

5 Enrique Santos Discépolo. Poeta, compositor, actor y autor teatral(27 de marzo de 1901 – 23 de diciembre de 1951)

Page 8: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

8

propias limitaciones y la censura llevada adelante por el gobierno del presidente

Duhalde han constituido un escollo difícil de superar para esta forma de expresión.

Algunas palabras, con el paso de los años, han desaparecido (afnaf), otras han

permanecido (cana), algunas han surgido (masa), otras se han resignificado (grela) y

hasta hay algunas (pibe(Gobello, 2005)6) que han sido admitidas en el Diccionario de la

Real Academia Española.

Pedro Luis Barcia, afirma que “muchos lunfardismos fueron decayendo en

desuso (canasta, cufa, beguén, musolino, etc.), a los que se ha llamado “arcaísmos

lunfardos”, y otros han pervivido en el tiempo y se han expandido a todos los niveles

sociales y en distintas latitudes del país, más allá de lo porteño, por ejemplo, mina,

laburo, morfar, bacan, etc. En estos casos, se señala (en el diccionario) su origen con la

marca lunfardo, y se agrega otra, coloquial, que indica que forma parte del vocabulario

activo actual.”

Conde7, va más allá del lunfardo y aclara que los americanismos, palabras que

son utilizadas en gran cantidad de países latinoamericanos (chivarse = enojarse, pitar =

fumar) no deben ser confundidos con lunfardismos. También habla de los

pseudolunfardismos, que son vocablos de la más rancia estirpe española, y que aparecen

en el diccionario académico (fiambre = cadáver, plomo = persona pesada y molesta,

pollo = escupitajo, descolgarse = decir o hacer una cosa inesperada) y que deben

excluirse del conjunto de los lunfardismos.

Algunos nombran la categoría de argentinismos: palabras que designan un hecho

único o de improbable repetición como corralito (conjunto de medidas económicas cuya

repercusión mayor en la población fue la restricción del uso de dinero en efectivo) y

corralón (conjunto de medidas económicas cuya mayor repercusión en la población fue

la imposibilidad temporal de disponer de los depósitos bancarios).

6José Gobello da siete registros de diccionarios dialectales italianos, la mayoría de ellos del siglo XIX, donde pive, pivetto, pivello, y otras formar similares significan lo mismo que la palabra lunfarda pibe. 7Autor del Diccionario Etimológico del Lunfardo

Page 9: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

9

La literatura Lunfarda

Según José Gobello y Luis Soler Cañas(Cañas & Soler, 1961), la literatura

lunfarda comienza el 17 de marzo de 1879 en una cuarteta citada por a Benigno B.

Lugones(Todo Tango, 2013)8, quien la llamó “la única poesía lunfarda que existe”:

Estando en el bolín polizando,

se presentó el mayorengo:

"A portarlo en cana vengo,

su mina lo ha delatado".

Cuartetas producidas en las celdas de las cárceles donde algunos presos

cantaban, en versos rudimentarios, las nostalgias de sus fechorías. Antonio Dellepiane

reprodujo en El idioma del delito (1894) un par de esas composiciones y esta cuarteta

memorable:

Cuando el bacán está en cana,

la mina se peina rizos:

no hay mina que no se espiante

cuando el bacán anda misho.

El lunfardo para esta fecha es estudiado por Luis María Drago en Los hombres

de presa (1888) y explica Fray Mocho en Memorias de un vigilante (1897). Sin

embargo, comienza a ganar calle y a filtrarse en la literatura popular. Primero en el

periodismo, y luego en el teatro, ambos espejos de costumbres y realidades.

Espiantar, espiante, chirlo son palabras que ya aparecen en los folletines de

Eduardo Gutiérrez, y en 1898, cuando escribe Gabino el mayoral, Enrique García

Velloso utiliza un buen número de lunfardismos: escrushante, espiantar, estrillar, funyi,

otario, refilar, etc. Se divulga una abundante versificación lunfarda, publicada en

folletos que motivó en 1902 el severo examen de Ernesto Quesada. Las revistas

populares, y los diarios del mismo carácter, alrededor del Centenario, acogen versos y

prosas lunfardas, o con algunos lunfardismos; producción que se prolonga luego en las

letras de tango y en revistas como El Alma que Canta, El Canta Claro, La Canción

Moderna.

8Benigno Lugones publicó en el diario La Nación el 17 de marzo y el 6 de abril de 1879, sus artículos “Los Beduinos Urbanos” y “Los Caballeros de la Industria”, ambos con el subtítulo de Bocetos Policiales, en los que registró 54 voces del que llamó caló de los Ladrones.

Page 10: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

10

Escritores populares como Féliz Lima (en viñetas periodísticas), y luego Roberto

Arlt, usaron el lunfardo. Evaristo Carriego compuso algunas décimas en lenguaje

cerradamente carcelario, que parcialmente reprodujo Borges en su ensayo (1930).

Enrique González Tuñón glosó letras de tango en el lenguaje que el tango usaba

entonces.

“Para que una composición literaria tenga sabor lunfardo”, dirá José Gobello, “a

veces no es necesario siquiera el ingrediente del léxico. El tema, y el modo de encararlo,

son lo fundamental. Hay, sí, un léxico lunfardo; pero también hay un aire lunfardo.”

El lunfardo y el tango

El tango y el lunfardo ciertamente no son hermanos. Ambos tienen diferentes

orígenes. El tango es negro, el lunfardo es gringo.

Si bien el tango tiene antecedentes africanos, latinoamericanos y europeos, sus

orígenes culturales se han fusionado de tal modo que resulta casi imposible

reconocerlos. En esencia es una expresión artística de fusión, de naturaleza urbana y

raíz «arrabalero», que responde al proceso histórico concreto de la inmigración masiva,

mayoritariamente europea, que reconstituyó completamente las sociedades rioplatenses,

especialmente las de Buenos Aires y Montevideo, a partir de las últimas décadas del

siglo XIX, antes mencionado.

El tango del compadrito, alegre, zafado, veloz en el baile y jacarandoso en el

canto, no es el mismo tango del hijo de inmigrante, triste, sentimental, reconcentrado en

el baile, frecuentador de torvas historias de amores y traiciones en su letra.

Page 11: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

11

Conclusión

Cuando se eligió el tema para este trabajo, se pensó desde la curiosidad de

conocer un poco más sobre esa jerga que habíamos escuchado mencionar tantas veces,

pero que no sabíamos que “la hablábamos”.

Durante el período de la búsqueda de la información, fuimos viendo que no

había tanto desconocimiento como el que nos creíamos tener. Eso fue alentador. Era

cuestión de empezar a relacionar los “viejos” conocimientos con los “nuevos”.

Identificar palabras que usamos en la vida cotidiana y que son lunfardismos, fue muy

bueno.

En realidad todo este trabajo, a pesar de ser respuesta a una situación evaluativa,

fue bueno. Porque nos permitió no sólo cumplir con dicha situación evaluativa, y sentir

satisfacción al verlo terminado, sino que también permitió ampliar los conocimientos y

sació, no sólo, esa curiosidad inicial sobre “¿qué es el lunfardo?”, sino que también

permitió relacionar esta jerga con otros estilos musicales además del tango, y con

autores y sus obras literarias como Borges, Arlt, etc., además de conocer la gran

diversidad de jergas (ver Anexo IV)que están alrededor del mundo.

Espero que este trabajo haya sido tan bueno para ustedes, como lo fue para

nosotros.

Page 12: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

12

ANEXOS

Page 13: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

13

Anexo I

Lunfardo en el tango

CORRIENTES Y ESMERALDA(Flores, 1933)

Amainaron guapos junto a tus ochavas

cuando un cajetilla los calzó de cross,

y te dieron lustre las patotas bravas,

allá por el año novecientos dos.

Esquina porteña, tu rantecanguela

se hace una melange de caña y ginfizz,

pase inglés y monte, bacará y quiniela,

curdelas de grapa y locas de pris.

El Odeón se manda la Real Academia,

rebotando en tangos el viejo Pigall,

y se juega el resto la doliente anemia

que espera el tranvía para su arrabal.

De Esmeralda al norte, del lado de Retiro,

franchutaspapusas caen a la oración

a ligarse un viaje, si se pone a tiro,

gambeteando el lente que tira el botón.

En tu esquina, un día, Milonguita, aquella

papirusa criolla que Linnig mentó,

llevando un atado de ropa plebeya,

al hombre tragedia encontró.

Te glosa en poemas Carlos de la Púa,

y el pobre Contursi fue tu amigo fiel...

En tu esquina rea, cualquier cacatúa

sueña con la pinta de Carlos Gardel.

Esquina porteña, este milonguero

Page 14: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

14

te ofrece su afecto más hondo y cordial.

Cuando con la vida esté cero a cero,

te prometo el verso más rante y canero

para hacer el tango que te haga inmortal.

Cajetilla: petimetre. Calzó de cross: pegó una trompada. Patota: grupo de

jóvenes, generalmente pendencieros. Rante: atorrante. Canguela: probablemente, gente

de la noche. Melange: mezcla. Curdela: borracho. Pris: cocaína. Franchuta: francesa.

Papusa: mujer bella. Ligarse un viaje: conseguir un cliente. Gambeteando el lente:

tratando de no ser visto. Botón: agente policial. Papirusa: mujer hermosa. Cacatúa:

persona insignificante. Pinta: buena apariencia. Canero: perteneciente o relativo a la

prisión.

Anexo II

Lunfardo en el rock

RAJÁ, RATA(Ivan, 1998)

Don señor ministro del orto, eunuco mental,

¿cómo dice que les va a usted y a sus chanchitos?

No sé si le cuentan: anda suelta la rabia,

y yo que usted me cuido la busarda.

Rajá, rata. Rata, rajá,

porque suena y suena el río

y se viene el agua; viene, viene el agua.

Calentita la rosada, ¿no, señor sultán?

Qué bien que la lustran sus hipopotamitos.

No sé si llega el tufo a goma quemada;

yo que usted me cuido la ñata.

Rajá, rata. Rata, rajá.

Capitán hijo de perra, lavá la escarapela:

vas chorreando sangre y no se seca y no se seca.

Page 15: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

15

Se juna fácil en Madero o en La Biela.

Yo que vos me cuido las medias.

Orto: culo. Busarda: panza, vientre. Rajar: irse. Tufo: olor, especialmente si es

desagradable. Ñata: nariz. Junar: ver.

Anexo III

Lunfardo en la cumbia

GATILLO FÁCIL(Lescano, 2000)

Le dicen gatillo fácil, para mí lo asesinó

a ese pibe de la calle que en su camino cruzó.

Él se la daba de macho con su chapa policial,

lleva fierro bien polenta y permiso pa' matar.

A él le dicen federico, yo le digo polizón,

y como canta Flor de Piedra, vos sólo sos un botón.

¡Vos sos un botón!

¡Nunca vi un policía tan amargo como vos!

¡Gatillo fácil!, te gritan al pasar,

¡gatillo fácil!, y nada más.

Gatillo fácil, nunca vas a pagar,

porquesos cana, rati de la Federal.

No se olviden de Cabezas, de Bulacio, Bru y Bordón.

¡Ay!, la lista es tan larga que no puedo cantar hoy.

Esto le pasa a cualquiera, cuidate de ese botón;

Dios no quiera que en la fila el siguiente seas vos.

Pibe: joven. Fierro: arma de fuego. Bien polenta: de calidad superior. Federico:

policía de la Federal. Polizón: policía. Botón: policía. Amargo: pusilánime. Cana:

policía. Rati: policía.

Page 16: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

16

Anexo IV

Jergas del mundo

FRANCIA: argot

INGLATERRA y ESTADOS UNIDOS: slang

ARGENTINA: lunfardo

ESPAÑA: germanía, hampa o caló, y bribia

ITALIA: gergo

BRASIL: gíria dos gatunos

INGLATERRA: cant

ALEMANIA: gaunersprache o rothwelsch

ESPAÑA: jerigonza

PORTUGAL: calao

HOLANDA: bargoens

CHINA: hiantchang

INDIA: balaibalan

FRANCIA: narquois y jargón

CHILE: coa

DINAMARCA: koeltringelatin y proevelikvant

BUENOS AIRES Y SUS ALREDEDORES: vesre o verres, o verse, o resve (inversión

silábica de voces cultas y lunfardas).

CENTROAMERICA: malespín (similar a nuestro vesre).

MÉXICO: caroleno (similar a nuestro vesre), y Caló

PANAMÁ: revesina (similar a nuestro vesre)

PERÚ: replana y cantuja

INGLATERRA: flash (antiguo nombre de las jergas)

CUBA: briba

ITALIA: furbesco

FRANCIA: patois

BOHEMIA: hantyrka

ESPAÑA: zincaló (gitano)

ARGENTINA: jeringozo (jerga estudiantil) que intercala una partícula entre las sílabas.

AFRICA NEGRA: pichinglis (jerga dialectal del inglés)

ALEMANIA: agregó kokamloschen como jerga del hampa.

CHINA: pidgin_english (lengua franca hablada entre indígenas y extranjeros)

Page 17: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

17

ESPAÑA: romanó o zincaló, chipialé o chipicallí (lengua de los gitanos); Fetel, Ful,

fulastre, madeja o rumano (en la jerga del hampa española su lenguaje.)

ISRAEL: españolit, ladino o judeo_español

ITALIA: cobertanza y gerga

RUMANIA: Fetel, smechearasca

RÍO DE LA PLATA: cocoliche (jerga de los inmigrantes italianos)

MÉXICO: caliche o tatacha fu

COLOMBIA: caló

GRECIA: tchinghiane

SUDOESTE DE ESTADOS UNIDOS: pachuco (comunidades hispánicas)

PORTUGAL: jerigonça

RUSIA: shargon (habla popular inculta)

INGLATERRA: jargon y lingo (para el habla profesional y ocupacional), slang (habla

popular no culta), y cant (sectas y delincuentes)

LONDRES: cockney, rhymingslang (variedad rimada del cockney), back slang

(inversión por letras), na o piglatin (nuestro jeringoso)

ESTADOS UNIDOS: slang (jerga popular inculta), jargon y lingo (habla profesional y

ocupacional), cant (sectas y delincuentes)

FRANCIA: javanais (nuestro jeringoso), verlan (nuestro vesre), larconji (transposición

anagramática)

ESPAÑA: caló (además de habla de los gitanos, ahora habla popular ciudadana),

germanía (habla de ladrones y rufianes), y jerga (habla de profesionales y oficios).

INGLATERRA: thiveslatin (para el cant)

ESPAÑA: caló presidial o hampa (para los gitanos)

BOLIVIA: coba

BOGOTÁ: pisco

GRECIA: koiné

LIMA: faite

QUITO: chulla.

Page 18: Lunfardo. Trabajo Final de Gramática III

18

Bibliografía Cañas, J. G., & Soler, L. (1961). Primera Antología Lunfarda. Buenos Aires: Las Orillas.

Flores, C. (Compositor). (1933). Corrientes y Esmeralda. [A. Varela, Intérprete, & F. Pracánico,

Dirección] Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina.

Gobello, J. (2005). Blanqueo etimológico del lunfardo. Bueno Aires: Dunken.

Ivan, N. (Compositor). (1998). Rajá Rata. [L. C. Quema, Intérprete, & N. Ivan, Dirección] Buenos

Aires, Buenos Aires, Argentina.

Lescano, P. (Compositor). (2000). Gatillo Fácil. [F. d. Piedra, Intérprete, & F. d. Piedra,

Dirección] Bueno Aires, Buenos Aires, Argentina.

Real Academia Española. (1984). Diccionario de la Lengua Española. Madris: Espasa Calpe.

Todo Tango. (22 de Noviembre de 2013). Todo Tango La Biblioteca. Recuperado el 22 de

Septiembre de 2008, de www.todotango.com

Wikipedia. (22 de Noviembre de 2013). Wikipedia La Enciclopedia Libre. Recuperado el 22 de

Septiembre de 2008, de http://es.wikipedia.org/wiki/Tango