la corrupcion aproximacion teorica016

Click here to load reader

Post on 14-Dec-2014

23 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

CORRUPCINAPROXIMACIN TERICA

MARIANO J. CARTOLANO SCHIAFFINO

CORRUPCINAPROXIMACIN TERICA

LA

^EDITORIAL"U CORRUPCIN"

ISBN978-958-711-555-D La presente obra ha sido registrada por EDITORIAL LEYER. En consecuencia, las caractersticas internas y externas de esta publicacin, su denominacin comercial y marcas son de su exclusiva propiedad. Queda, por lo tanto, prohibida la reproduccin total o fragmentaria de su contenido, as como la utilizacin de alguna de dichas caractersticas que puedan crear confusin en el mercado.

PRESENTACIN Presentamos esta obra monogrfica, titulada "La corrupcin", escrita por, MARIANO J. CARTOLANO SCHIAFFINO, Doctor en Derecho Penal de la Universidad de Salamanca (Espaa). La monografa que hoy pxiblicamos fue parte del trabajo coordinado por el Doctor GUSTAVO BALMACEDA HOYOS, para una publicacin mayor ("Problemas actuales de Derecho Penal"), editado por EDICIONES JURDICAS DE SANTIAGO DE CHILE, quien ha cedido a EDITORIAL LEYER los derechos para publicar total o parcialmente, conjunta o separadamente, el material all condensado. Teniendo en cuenta la importancia de esta temtica, de sus autores, Editorial Leyer, dentro de su programa de difusin jurdica, presenta esta obra, la cual, estamos convencidos, ser de gran aporte para profesionales y estudiantes de derecho.

EL EDITOR

Hecho el depsito legal

EDITORIALCarrera 4a No. 16-51 PBX:2821903 Telefax (1)2822373

www.edileyer.com contacto@edileyer.com Bogot, D.C. - Colombia

LIBRERASBOGOT: Cra. 7a- No. 12-15 Tels. 3429097-3364200 Telefax (1) 2822373 -MEDELUk Av. La Playa (Calle 52) No. 45-50 Edificio Los Bcaros Local 5 Tels. 5112926-5134983 -PEREIFW Cra. 10 No. 19-52 Local 41 Complejo Diario del Otn Tel. 3257391 -BARRANQUILLA: Calle 40 No. 44-69 Tel. 3406061 -BUCARAMANGA: Calle 35 No. 12-41 Tel. 6428265 -CALI: Cra. 7. No. 11-46 Tel. 6824808 - CARTAGENA: Calle del Porvenir No. 35-76 Tel. 6642062 -MANiZALES: Cra. 24 No. 21-24 Tel. 8831370 -POPAYN: Calle 6a No. 9-08 Tel. 8220741 -ARMENIA: Calle 21 No. 11-29 Tel. 7441522 -MONTERA: Calle 27 No. 4-18 Tel, 7821879 -SANTA MARTA: Calle 17 No. 4-06 Tel. 4315734.

I. Introdiiccin II. Concepto genrico de corrupcin III. Caractersticas del concepto A. Virtualidad en el sector pblico y en el sector privado B. Referencia a valores IV. La imposibilidad de considerar en abstracto que la corrupcin es una cultura V. Definiciones de corrupcin A. Basadas en la ley B. Basadas en el mercado C. Basadas en el inters pblico D. Basadas en el "deber posicional" VI. Corrupcin pblica y "delitos de corrupcin" VI. Conclusiones

9 15 21 23 28 41 49 51 52 63 66 71 79

NomnoouiNi

Una de las cuestiones que ms afectan a cualquier rgimen democrtico es el descreimiento en el funcionamiento de las instituciones y en el desempeo de los funcionarios/ lo que se traduce en un rechazo profundo de toda actividad poltica. Este sentimiento/ muchas veces generalizado en importantes sectores de la poblacin, se origina, no tanto en la ineficiencia de los organismos pblicos o en la incapacidad de los funcionarios, sino en los actos de corrupcin. La comisin de estas conductas es frecuentemente denunciada por los medios de comunicacin, pero son pocos los casos en que se derivan responsabilidades concretas. Ya sea en el marco del sistema penal, de la propia organizacin administrativa (responsabilidad disciplinaria) o de la actividad poltica (responsabilidad poltica). En consecuencia, a los ojos de la opinin pblica, se produce un contraste muy marcado entre las denuncias periodsticas y la respuesta del Estado, que muchas veces no se produce y que en otros casos, es percibida por el pblico como tarda o insuficiente. Las noticias sobre corrupcin en el sector pblico son frecuentes en nuestros das y se caracterizan por la profusin de datos. Al tiempo que, como es sabido, el tema tiene un fuerte impacto sobre el pblico. Por otra parte, hay que tener en cuenta el lugar que ocupan los medios en la sociedad actual, donde el consumo de medios de comunicacin es, despus del trabajo, la categora de mayor actividad1.1 CASTELLS, M. La era de la informacin: Economa, sociedad \j cultura. Vol. 1. La sociedad red, trad. de CARMEN MARTNEZ GIMENO y JESS ALBORES, T ed., Alianza, Madrid, 2001, pgs. 405-406.

12

LA CORRUPCIN

INTRODUCCIN

13

Frente a las circunstancias descritas referidas a la difusin de informacin sobre presuntos casos de corrupcin, se observa que, segn la percepcin generalizada, la actuacin de los rganos del Estado se considera lenta y poco eficaz. No obstante, es preciso tener en cuenta que la actividad de dichos rganos debe transitar necesariamente por procedimientos establecidos. En los cuales se reconoce a los sospechosos un conjunto de garantas procesales y sustantivas, que son irrevocables en un Estado democrtico de derecho. Circunstancias que, inevitablemente, imprimen a la actividad mencionada cierta cuota de ralentizacin. A esto hay que sumarle, por un lado, las dificultades que implica la persecucin de los delitos complejos en los que suelen concretarse las maniobras corruptas. Y por otro, las barreras que suelen interponerse para el castigo efectivo de los delincuentes de "cuello blanco"2. En suma, el panorama descrito permite explicar someramente las causas de la sensacin de desasosiego que invade a la opinin pblica de las sociedades de nuestro tiempo, que percibe como "insuficiente" la respuesta del Estado frente a las mltiples denuncias de corrupcin realizadas a diario por los medios de comunicacin. Por otra parte, es dable observar que los actos percibidos como "corruptos", incluso aquellos que provocan reacciones sociales significativas, no siempre suponen una actuacin delictiva. P. ej., en algunos2 ZIGA RODRGUEZ, L. Poltica criminal, COLEX, Madrid, 2001, pg. 279.

casos, la reaccin es motivada nicamente por la infraccin de normas de moral poltica, cometida por los ocupantes de un cargo pblico. De esta afirmacin se deduce que aquellos actos que la sociedad considera "corruptos" no necesariamente tienen que ser delictivos, es ms, a veces ni siquiera son comportamientos estrictamente ilcitos. Pues bien, ste es el punto de partida de la presente construccin, que desborda el lmite de lo jurdico, puesto que parte del convencimiento de que el concepto de corrupcin debe tener necesariamente base sociolgica.

II. CONCEPTO GENRICO DE CORRUPCIN

. '

La corrupcin no es un tipo de delito, ni un conjunto de figuras tpicas. Aunque no puede pasarse por alto que en la legislacin extranjera y en los instrumentos internacionales, a menudo se entiende por "corrupcin", la conducta que en Chile es denominada "cohecho". Como tampoco puede ignorarse que dicho fenmeno suele asociarse con los delitos contra la administracin pblica. Pero, por las razones que se han adelantado y por las que se desarrollan seguidamente/ cabe sostener que el concepto de corrupcin trasciende los lmites del derecho penal y que su anlisis corresponde fundamentalmente a la sociologa y a la ciencia poltica1. En primer lugar, el concepto de corrupcin no constituye por naturaleza un concepto jurdico, dado que, por tratarse de un fenmeno tan extraordinariamente diverso y cambiante, resulta imposible que el derecho pueda procurar un concepto unvoco para referirse a l2. En segundo trmino, es preciso tener en cuenta el contexto sociocultural. Esto es, la realidad sociocultural que el ser humano construye en interaccin con los dems y con la realidad material que lo rodea, que le permite dotar de significacin a las cosas3. En efecto, la1 En este sentido, DEMETRIO CRESPO, E. Corrupcin y delitos contra la administracin pblica, en FABIN CAPARROS, E. A. (coord.): La corrupcin: Aspectos jurdicos y econmicos, Ratio Legis, Salamanca, 2000, pg. 67. 2 FABIN CAPARROS, E. A. La corrupcin de agente publico extranjero e internacional, Tirant lo blanch, Valencia, 2003, pg. 22. 3 Vid, BERGER, P.-LUCKMANN, T. La construccin social de la realidad, trad. de SILVIA ZULETA, Amorrortu-Murgua, Bs. As.-Madrid, 1986; en especial, pgs. 83-84.

18

LA CORRUPCIN

CONCEPTO GENRICO DE CORRUPCIN

19

realidad tiene sentido para el hombre a partir del mundo cultural en el que vive, el cual es ordenado y significativo ("nmico"). En consecuencia, el significado de la corrupcin -as como el de todas las cosas que integran la realidad que nos rodea-/ depende del contexto social. Ms precisamente, de los criterios establecidos en l para delimitar esa clase de comportamientos. De las premisas anteriores cabe deducir, en una primera aproximacin al objeto de estudio, que la corrupcin es una construccin social4. Debe sealarse adems que, puesto que el concepto de corrupcin depende del contexto sociocultural, forzosamente ha de presentar variaciones segn el momento histrico y la cultura observados. Por otra parte, resulta obvio que los trabajos que pretenden encarar el tema de la corrupcin desde una perspectiva superadora de los lmites del derecho penal, se enfrentan con la dificultad de tener que definir el fenmeno sin el auxilio del ordenamiento jurdico-penal. En cambio, cuando la labor se reduce al mbito penal, el investigador puede echar mano del bagaje de delitos que suelen identificarse con los actos de corrupcin (especialmente: el cohecho, el trfico de influencias, la prevaricacin administrativa y la malversacin). En el presente trabajo, se har hincapi en la raz etimolgica del trmino "corrupcin" y en las definiciones de otros autores, para luego proponer los lincamientos de un concepto genrico de corrupcin.* FERNNDEZ Ros, L. Psicologa de la corrupcin y los corruptos, Grupo Editorial Universitario, s. L, 1999, pg. 22.

Por un lado se ha dicho que la raz indoeuropea de la palabra "corrupcin" es reut, que significa "arrebatar"3, mientras que otra interpretacin seala que el trmino proviene del verbo latino rumpere, que