atkinson w w - conocete

Click here to load reader

Post on 23-Oct-2015

86 views

Category:

Documents

19 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 1

    CONCETE!(CURSODEPSICOLOGAUTILITARIA)

    WilliamW.ATKINSON

  • 2

    Concete!(CursodePsicologautilitaria)

    TrascritoporEduardoJosPelezPelez

  • 3

    PREFACIO

    Este libro no pretende ser un texto de Psicologa, de la Nueva Psicologa, ni estcnicoporsucarcterniporsuexposicin.Supropsitoes,exclusivamente,presentarlosprincipiosutilizablesdelaNuevaPsicologaenllanaysencillaforma,demaneraquepuedasercomprendidayutilizadaporcualquierpersonadecomninteligencia.Nisiquierahemosintentadoelusodeunadelicadafraseologaoelevadoestilotodosehasacrificadoalladotilyprctico.

    Como se ver por un examen de sus pginas, seguimos las lneas de la ley delpensamientoquetanrpidamentevallegandoalageneralidad,dejandoaunladotodateorao intentode acechar la definitivanaturalezade lamente o lo quehaydetrsde lamente,cindonosnicamenteaesteladodelacuestin:Paraquesbueno? Qusepuedehacercon ello? Cmoobrar? El ladometafsicoo filosficodelasuntolohemosevitadodeliberadamente,porlasrazonesantesindicadas.

    EstevolumenserelprimerodeunaseriedeobrasqueformarnelCursocompletodelaNuevaPsicologa.Enciertomodo,vieneaserunvolumendeintroduccinalCurso,aun cuando independiente y que se aparta de los otros realiza su cometidoy ensea suspropiosmtodoseideas.Escompletoensmismoy,sinembargo,oficiadeintroduccinalasotrasobrasparaellectorquedeseeseguirelasuntoconmayorextensin.

    La nota dominante del libro se encontrar en la pregunta (la piedrade toque) quedecideelgradopositivodelasideas,pensamientos,sentimientos,emociones,deseosyotrosestadosmentales pregunta que exponemos a la conclusin. La pregunta es: Me harestomsfuerte,mspoderoso,mscapaz,mseficaz,mejor? Abrigamoslacreenciadequeuncuidadosoestudiodeestetrabajocapacitarallectorparaaplicarconxitolacitadapreguntaentodoslosmomentosdelavida.

    WILLIAMWALKERATKINSON

  • 4

    CAPTULOPRIMERO

    LANUEVAPSICOLOGA

    LaPsicologadefinicinyobjeto.LaPsicologanoesunaciencianuevaorigenyevolucin.LaPsicologanoesunacienciaprctica.LaNuevaPsicologa origenyobjeto.La Nueva Psicologa es prctica, laborable y utilizablesiempre. CaractersticasyaccindelaNuevaPsicologa.Misindeestelibro.

    La Psicologa es la ciencia de la mente. Su objeto es el estudio cientfico de lamisma,de sus funciones, sus leyesysusactividades. Elestudiodelapsicologaabarcalaconsideracin de los varios estados mentales, tanto en el terreno consciente como en elsubconsciente, incluyendo sensaciones, deseos, mociones, conocimientos, raciocinio,decisiones, voluciones y otras manifestaciones semejantes, como ha expuesto con tantoaciertoelprofesorWilliamJames.

    LaPsicologanoesunaciencianueva.Suhistoriaseremontaatiemposremotosenla historia de la evolucin intelectual de la raza. Durante algn tiempo se la considersimplemente como una rama de las diversas que forman la metafsica y participaba delcarcterbrumosodeestaramadelpensamiento.Pero,saliendogradualmentedelabruma,fueporltimoclaramentedefinidacomounestudiocientficomejorquecomounaramadelametafsicaodelafilosofa.

    Asemejanzadecualquierotraciencia,sebasaenleyesyhechoscomprobadosynoen supuestas teoras abstractas. Dejando a un lado las opuestas teoras que ataen a ladiscutiblenaturalezadelamente,secieexclusivamentealosactualestrabajos,actividadesyoperacionesdelamente,ya las leyesqueaparecendirigiendotalesmanifestaciones.Envezde enunciar teoras sobre el origeny naturaleza de lamente, y luego ir de la teoraahechos que refuercen la teora, la psicologa comienza a practicar mtodos cientficos, yprocede a examinar hechos y fenmenos para formular luego principios fundamentales.Dejando para la metafsica y la filosofa las especulaciones concernientes a la menteabstracta y su relacin con elalma, lapsicologa dedica suatencinenteraal cuidadosoycientficoexamendelasleyesactivasdelamente,susefectos,consecuencias,condicionesymodogeneral deaccin.

    Pero, aun cuando esta trinchera ha sido ganada, la psicologa no ocupa an suprcticolugarenlosasuntosdelavidacotidianadelpueblo.Auncuandodivorciadadelasvagas especulaciones de la metafsica y la filosofa, y limitndose a probables hechos y

  • 5

    principios, la psicologa conserva todava en mayor omenor grado, un abstracto y pocoprcticoaspectoenlamayorpartedelaraza.

    Aun cuando considerando hechos y principios de una manera cientfica, yadaptndosemejor a los cmoque a los por qu de las formasde la actividadmental, lapsicologanohaconseguidoaunsulugarenlalistadelascienciasquesoncapacesdeactualaplicacin enlosdiversosrdenesde laactividadhumana. Mientrasselareconocacomounapartenecesariaenlaeducacinmentaldeunhombreodeunamujer,eraconsiderada,sinembargo,porlasmasas,comoalgopocoprcticoydeningunautilidad.Laspreguntas:Paraqu esbuena? , quese hacan las gentes prcticas y denegocios, Cmohedeusarla? ,Dequpuedeservirme? ,Qubeneficios reporta? , selashacaasimismoelpblicoengeneral.Ylarespuestanollegabanunca.

    Pero,surgiendodesemejantespreguntas,directasoderivadas,naciunnuevogrupode psiclogos que, infatigables, echaron los fundamentos de la hoy llamada NuevaPsicologa. Esta vanguardia empez a trabajar sobre la basedeunapsicologautilitaria,una psicologa que puede emplearse en la vida cotidiana, una psicologa laborable. Estavanguardia no us el trmino de la Nueva Psicologa, ni quiz se dieron cuenta susmiembros de que desarraigaban la ciencia del abstracto campo que haba ocupado hastaentonces. Desearonmeramente llevara laprctica losprincipiosyadescubiertos,poneralpuebloencondicionesdehacercosasconestosprincipios,enlugardevermeramenteenellos algo un poco diferente de los principios metafsicos y filosficos sin embargo, muysimilares ennaturaleza. Aquellos hombresymujereseran los inconscientesobrerosde lasbasesdeloquehoysellamalapragmticaescueladelpensamiento,esaescuelaquesustentaquelaverdadyelvalordeunaciencia,filosofaoidea,consisteensuvalorcuandoseaplicay pone en prctica: Qu har? Qu utilidad tiene? Qu puede lograrse conello? Para qu es bueno?, siendo las pruebas hechas por esa nueva escuela depensamiento.

    Y sobre los cimientos erigidos por aquellos primeros pensadores prcticos, se halevantado el edificio de la Nueva Psicologa, o mejor dicho los primeros pisos de esteedificio,puescontinalaconstruccin,yelconjuntoparecedestinadoaexcederconmucho,engrandezaymagnificencia,a lossueosmsmaravillososdesusprimerosconstructores.La Nueva Psicologa ha realizado admirables progresos desde los comienzosdel presentesiglo.Auncuandosuscimientosfueronechadosduranteelpasado,losactualesmuroshansidolevantadosdurantelosltimoscincuentaaos,ypuedeconsiderrselajustamentecomounproductodel sigloXX.Algunospensadoresdelaantiguaescuelaprotestancontraestaaplicacin de la pragmtica prueba a la psicologa, reclamando que debe continuarpermaneciendoenelcampodelpensamientoabstracto.Peroestosfilsofosluchancontralacorriente de evolucin y verdaderamente se ponen en evidencia, yendo contra la enteraavalanchadelmodernopensamientoydelamodernaactividad.Latendenciadelapocaesdecididamenteutilitaria,ylapragmticapruebaseaplicargidamenteatodoloquebrotaenel campodelpensamiento: Paraqu sirve eso? Qupuedohacerconello? Qubeneficios reporta? Estasson lascaractersticaspreguntasde lapoca,ytodocuantose

  • 6

    ofrezcaalamentepblicadebesersometidoaestaprueba,yviveomueresegnelgradodecertezaqueresultadelosrequerimientos.

    La Nueva Psicologa es prctica, laborable, utilizable, primero, despusy siempre.Su verdadera existencia descansa sobre su conveniencia con estos principios. Todo elesfuerzodesuspropagandistasymaestrosvaencaminadoalobjetodehacerpracticableslasleyesde lamente. Yanosetratadeinformaralasgentesloquesonjustamente ciertasfacultadesmentalesoestados,niaun justamentecmo ellosactan.Elnuevopsiclogose apresura a informar a sus discpulos justamente de lo que estos principios y leyessignificanpara l, con el fin de aumentar su eficaciamental, robusteciendo sus cualidadespositivas, y restringiendo e inhibiendo sus facultades y cualidadesnegativas. El discpuloquedainformadodelasvariascualidadesmentalesqueposeeydelasleyesdesuactuacinpero(yaquexisteladiferenciaentrelaantiguaylanuevapsicologa)tambinseleenseacmoestasleyespuedenseraplicadasalflorecimiento,mejoramientoyreconstruccindesusermental.Laformadeconstruccin,enlanuevapsicologa,hasidotomadadesuantiguaposicin,deunasuntoparaconferencias,sermonesyadmonicionessiguiendolaslneasdelasana advertencia y el prudente consejo, y ha sido colocada bienal frentecomouncampoprctico para experimentacin, prctica y exacto cumplimiento. El discpulo no se ve yaobligado a contentarse con elmandato de: Ustedhar esto as o as hoyse leenseajustamente cmo este as o as puede realizarse. Se le ensea la labor prctica dehacerlo por su propio ser , de acuerdo con los bien comprobados y sencillamenteexpuestosmtodosyprincipios.

    Otro importante rasgo de la obra de la Nueva Psicologa ha sido la traslacin deciertas poco comprendidas fases de actividadmental desde las regionesde lo ocultoydelmisticismo, a los reconocidos y al menos parcialmente comprendidos fenmenos de lapsicologa. Mucho de lo que primitivamente se consideraba una parte de la psicologaanormal, tiene hoy su merecido puesto en la psicologa normal de las escuelas. Nosreferimosespecialmentealadmirablecampodelaactividadmentalseparadodelrangodelaconscientividad, conocido generalmente como campo subconsciente, subjetivo osubliminal. Considerados primero como pertenecientes a las fases anormales de accinmental,estoscampos seconceptanhoycomoconteniendodentrodeellosnuevedcimaspartesdenuestrasactividadesmentales,porlomenos. Elcampode laconscientividad,hasido reconocido en la actualidad como conteniendo tan slo una pequea porcin de lasactividadesdelamente.YportalraznlaNuevaPsicologahadedicadolamayorpartedesu actividad a la exploracin de estas, hasta hoy, no sospechadas regiones de la mente,siendo el resultado el descubrimiento de muchas cosas tan extraas como admirables,examinadas cientficamente, y clasificadas. Y en esta exploracin los investigadores hanconseguido proyectar mucha luz sobre varias oscuras cuestiones que fueron previamentenegadasoatribuidasalosobrenatural. LaNuevaPsicologahasalidoairosaendemostrarque tan lejos como le fue posible extender sus investigaciones, no haynada sobrenatural,que todo es natural, que lo que se consider sobrenatural es simplemente un fenmenonatural,cuyanaturalezafuecomprendida,yquelaleyyelordennaturalesestnsiempreenevidenciaenestasnuevasycomprendidasfasesdelamente.

  • 7

    Y, fiel a su pragmtico origen, la Nueva Psicologa no se ha contentado con unameraexploracinyexamendeestassubconscientesregionesdelamente.Tanprontocomohubo descubierto, examinado y clasificado, empez a investigar el lado prctico de lacuestin. Empez a considerar y plantear la manera como este lado prctico podrautilizarse en todos los casos de la vida humana, tanto para contribuir al desarrollo de lascualidades, como para disminuir y anular los defectos. El qu es ello va seguido delcmoactaello yseguidamentedel cmopuedeellousarse elparaquesbueno delospragmticos.

    YesteeselesprituenquehasidoescritoestelibrosobrelaNuevaPsicologa.Muypocotiempoyespaciohemosdedicadoalateoraoespeculacinconcernientealporqu .El objeto e intento de la obra est ntimamente ligado al como , fase del sujeto,particularmenteelcmo desuusoysulabor.Lapragmticaideadominaatravsdelaobraentera,teniendosiemprepresentelaconcienciadelparaqusirveello yquharcon ello . Cindonos estrechamente al punto de cmo hay que hacer las cosas ,confiamosenconduciranuestros lectorescontodaseguridadsobrelosmaresdelaNuevaPsicologaalpuertodelxitocompleto.

  • 8

    CAPTULOII

    ELEGO,OMIMISMO

    LafilosofaylaFsica.ElEgo yelAlterEgo ,oMe suspropiedadesyatribucionesrespectivas.El Ego o Yo es el Pensador, el Conocedor, elSentidor,elActor,yessiempreelmismoelMe esun haz de estados de conscientividad, o de cosas, ycambia constantemente el Me de hoy no es el deayer,nieldemaana.NosepuededecirloqueeselYo es ynadams.Lonicoquesepuedesaberdel Yo . Relacin entre el Yo y la NuevaPsicologa.Laquestaledice,loquestalebrindaalserhumano.

    Losantiguostratadosdepsicologacomienzangeneralmenteporunaconsideracindelanaturalezadelamente.Algunasautoridadesseapoyanenelconceptometafsicodelanaturaleza inmaterial de la mente, mientras que otras dictaminan que la mente es unproductoomanifestacindelcerebro,y,porconsiguiente,materialennaturaleza. PerolaNuevaPsicologahapreferidoabandonarestadiscusinenmanosdelosmaestrosdeotrasramasde la ciencia filosfica,particularmenteen raznaque losantiguospsiclogos,casiinvariablemente,concluanladiscusinadmitiendoquelamente,ensudefinitivanaturaleza,eradesconocida. Losescritoresmodernoshanconvenidoconelescritorquediceque laPsicologa viene tan obligada a comenzar diciendo lo que sea lamente, como la Fsicatienequepartirdelavejetoriacuestindeloqueeslamateria .Ycomolafsicaseocupaexclusivamente de los fenmenos de la materia, as la nueva concepcin de la psicologatratanicamentedelosfenmenosdelamente.

    Nosotros hemos pensado que los lgicos requerimientos del caso indican quedebemos empezar nuestra consideracindel sujeto general de laNuevaPsicologa por unexamendel sujetodelEgo ommismo,que encontramos en elcentrode todaconscienteaccinmental. Considerarelegoommismodesdeunpuntodevistapuramentecientficoypsicolgico, es una empresa bastante ardua, y especialmentedesde elmomento en que elsujetoparticularseconsiderageneralmentecomopertenecientealcampodelametafsicaola filosofa, campo en el que hemos anunciado nuestra intencin de no penetrar. Peropensamosqueexisteunaformadeconsiderarelegoommismodesdeunaestrictaposicinpsicolgicaypuntodevista,yestaconsideracineslaqueofrecemosanuestroslectores.

  • 9

    Todapersona inteligente haceusodelmental conceptodelYo, de esa individualconscientividadqueeselpensadordelpensamiento,elsentidordelsentimiento,elactordelacto, elhacedordelhecho. Todo intentodedefiniroexplicarlanaturalezadeesteYo,fracasanecesariamenteesunalgoquenopuedeserexplicado,yesconocidosolamenteporsu propia presencia en la conscientividad. Enltimocasonuestra conscientividadconocequeelloes,sinexplicarnosporqu,cmooquesello.Pensamoscomoqueramosiremosapararsiempreaunmismopunto,justamentealpuntodequehabamospartidoalYoes,ynadams.AtodoindividuoconscienteselepresentasiempreunapercepcindelYoenla conscientividad del Yo soy. En todo pensamiento, sentimiento y manifestacin devoluntad, existe siempre esta conscientividad de Yo soy en el individuo. Es siempre elYopienso,o Yo siento, del Yoen laconscientividaddelYosoy. Entodo tal,alcual se refiere todo sentimiento el cual participa en todo pensamiento y del cual emanatodo esfuerzo de voluntad. Toda referencia a un estadomental dentro de nosotros nosbrindaunarealizacindelapresenciadeesteYo.ContodoindividuoestsiempreelYosoy.ElindividuonopuededecirnuncaenverdadYonosoy.EsteYo,talcuales,eselconocedor,elactor,elpensador,elvidente,elhacedor.Eslaesenciadetodosydecadaunode los estadosmentales. Paramuchas personas la percepcin del Yo, o ego, ommismo, es muy clara y distinta. Para otras se presenta ms o menos involucrada en laconscientividaddelsecundarioYo,mimismosubordinado,alterego,oMe,comolohallamadoelprofesorWilliamJames.QuizlamejormaneradeponerallectorencondicionesdedistinguirelMedelYo,serconsiderarelltimoenelprimeroydespusinvitarleaconsideraryreconocerelverdaderoegooYo.Ladistincinesalgosutil,perounaligeraconsideracinnoslarevelar.LadiferenciaesencialesqueelYoeselalgoqueconoce,siente y quiere, mientras que el Me es aquella parte delmmismoque es conocidadelYo como estados mentales, sentimientos, pensamientos e impulsos de la voluntad. Elcuerpodelhombre,y lassensacionesfsicas,etc.,sonunapartedesuMe,elcualpuedeser examinado, considerado y dirigido por su Yo. Sus sentimientos, penas, placeres,prejuicios,opiniones,inclinacionesylasdemscosasmentalesqueconsideracomopartedesmismo, son solo porcionesdel Me, pues todo ello puede ser examinado, cambiadoygobernado por el Yo. El Me en todas sus partes y fases, es siempre el objeto decontemplacin por el Yo esto es, aquello hacia lo cual se extienden los poderes delYo.YelYoessiempreelsujetodesucontemplacindelascosasdelMeestoes,aquello que es la esencia de la contemplacin. Consideremos unos pocos ejemplos, demodoqueloexpuestoresultemsclaro.

    Nosotrosvemosunacosa.Aquhaytresfasesdelavisin,asaber:1),lacosavista,quees algo fuera tantodelYocomodelMe2), laoperacinmentalconocidacomoVista,quepertenecealMey3),elalgoqueve,queeselYo.Estamismareglaseaplica a todos los cinco sentidos. Este es el ejemplo ms sencillo. Pero tenemos antenosotros otros ms complejos y sutiles. Experimentamos el sentimiento que nace dealgunaactividademotiva. Haytres fasesdeestesentimiento,asaber: 1), lacosaexteriorqueprovoca la emocin 2) la emocinsentida,quepertenecealMe,puesellovienededentro de nuestro ser, y 3), el sentidor de la emocin o sentimiento ese Algo que loexperimenta,queeselYo.Pensamosunpensamiento.Tambinaqucontamostresfases,

  • 10

    osea: 1),elobjetoexteriordelpensamiento 2),elpensamientomismo,quepertenecealMe,y3),elPensador,queeselYo.

    Dejando aparte la causaexterior queproduce la impresinsensorial,el sentimientoemotivo,oelpensamiento,tenemosparaconsiderardosaspectosdeactividadmental:1),lamismaactividadmental,y2)elYo,queessiempreelConocedordelaactividadmental.Estaeselobjeto,yelYo,elsujetodeconscientividad.Estosdoselementosestnsiemprepresentes, en pensamiento y sentimiento, con toda consciente actividad mental. Sonopuestos, son los dos extremos del cabomental. Podremos examinar cuidadosamente unpensamientoo sentimiento, y verlo en todos sus aspectos pero, cmoo quin es elqueexamina y ve? El Yo. Podemos decidirnos a aceptar o rechazar ciertas ideas,sentimientos o pensamientos, y reconocernos en nosotros el poder de hacer tal cosa enmayoromenorgrado.Pero,quineseseAlgoquesientequelpuedecambiarogobernarlaidea,pensamientoosentimiento,queconocequelpuedeescogerestooaquello,hacerestoonohacerlo?ElYo.EstaideaeselMMismo,elDueo.Nopodemosescapardeesto es la esencia de todo lo que es individual en nosotros. Este Yo es lo que lospsiclogoshan llamado el puro ego. Es elAlgoque estsiempre en la conscientividadcomoaquelloqueesconsciente,mientrasqueelMeessimplementeunhazdeestadosdeconscientividad,odecosas,delascualeselYoesconsciente.ElYoeselPensadorelConocedor el Sentidor el Actor. El Me cambia constantemente el Me de hoy esdiferente del Me de ayer, y ste diferente del Me del da anterior. Pero el Yo essiempre el mismo, siempre el Yo, pues no puede ser otro sino l mismo. Lo que seajustamenteesteYonopodemosdecirlo.Esteproblemanohasidoresueltotodavaporelhombre.TansutileslaesenciadelYoqueescasiimposiblepensardelcomodeunalgoapartedelosestadosmentalesdelMe.Todocuantopuededecirsedelesqueles. Sunica manifestacin de si mismo es Yo soy. Es que? Yo soy que? No es posiblecontestar a estas preguntas, a menos de penetrar en los atributos y cualidades del Me,pues en un sentido el Yo es nada sin estas cualidades, y sin embargo, todo pensadoradelantadosehaenseadoareconocerelYosoy,manifestacindelEgo,comodistintodelas cualidades del Me. Usted, amado lector, no puede examinar el Yo por el Yo.Necesitaustedtenerunobjetoparasusujeto,ysiustedhacedelYosuobjeto,entoncesnotieneustedsujetoqueexaminar.UstedcolocaelYobajoelmicroscopiomentalparaexaminarlo y, ay! no podr usted ver nada a travs del cristal el Yo est en la partedefectuosade lalente. NiaunsiquierapuedeustedconsiderarelYoensuimaginacin.Ustedimaginasucuerpo,osuspresionesdelossentidos,ideasoaccionesstaspertenecenalMeysonobjetivasennaturaleza.Peroenelmomentoenqueustedempiezaatratardeimaginar el Yo, encuentra que no puede salir fuera de s mismo para examinarse a smismo. Nopuedeusted ser a un tiempo losdosextremosdelcristal. Nipuedeustedserraquetaypelotaalmismotiempo.Pruebeustedcomoquieraencontrarfinalmentequenopuede echarse a un lado y examinar el Yo, como ha conseguido usted hacerlo con elMe. Haencontradounfinaldefinitivo,Algodentrodesmismoquedesafasuspoderesde anlisis o examen. Usted exige de smismo la respuesta de su naturaleza ntima, y larespuestaessimplementeYosoy.Msalldeestonadapuedeusteddecir,amenosdenosalirfueradesmismoparacaerdentrodelMe.

  • 11

    Hay, sin embargo,bastantes cosas queustedpuedeaprendersobre elYoporunprocedimientonegativodeexclusin. Puedeustedencontrarla imposibilidaddepensardesuYocomounnoser.Nopuedeusteddecirjamsyonosoy,nisiquierapuedeustedimaginarsecomonosiendo.Mientraspiensausteddesmismo,elYo,estepensamiento,iracompaadodelaconscienciadeser.Niaunsiquierapuedeustedimaginarsefueradelaexistencia. Esto es, mientras usted pueda imaginar otro Yo como no siendo o aunimaginar supropioyocomodesvanecindosede lanada, deunmodo abstractoun ligeroanlisisdemostraraqueenelltimoejemplonopensabaustedensuyoabsolutamente,sinoenunabstractoalgodeningnmodosuyo,puesmientrasustedpensabaeneseabstractoalgo como fuera de la existencia, era seguro encontrar una consciencia del yo, viendodesvanecerseestealgoyellonopuedepensarasdesmismo.Nipuedeustedimaginarsea s mismo como siendo ningn otro Yo que el que es. Usted puede pensar de ellorodeado deotros Me,aspectosu objetospersonalidadesy alrededores. Peronopuedeusted jamspensardesuYocomosiendootroYo. LaconscientividaddelYoestsobretodapersonalidadesalgoinseparabledelaindividualidad.

    Pudiramos llevar esta consideracin mucho ms lejos pero nos aproximaramosdemasiadoalaestrechalneadivisoriaentrelapsicologaylametafsica.Laconscientividaddel Yo es una experiencia actual, tanto como es la conscientividadde la pgina abiertaantelosojos,yporconsiguiente,esunobjetodignodeconsideracinpsicolgica.

    Hemos llamado la atencin del lector en una forma algo inusitada, pues nosotroscreemosqueelasuntototaldelaNuevaPsicologaestligadoconestereconocimientodelYo,quegiraalrededordeesteYocomounaruedaalrededordesueje.Consideramoselconjuntode lasfacultadesmentales,poderes,rganos,cualidadesymodosdeexpresincomomerosinstrumentos,herramientasocanalesdeexpresindeestemaravillosoAlgoelMimismo,elpuroEgo,elYo.

    Y este es el cometidode laNuevaPsicologa elUSTED, el Yo, tienenbajo sudominio un portentoso arsenal de instrumentos mentales, herramientas, maquinaria, queusada debidamente puede crear para usted mismo toda suerte de personalidad queustedescoja. UstedeselDueoObrero,quepuedehacerdesmismoloquequiera.PeroantesdequepuedaUstedapreciarestaverdad,antesdequepuedaUstedhacerlasuya,antesdequepuedaaplicarla,esprecisoentrarenunreconocimientoyrealizacindeesteadmirableYo,queesUsted,paraquienelcuerpo,ylossentidos,yaunlamentemisma,nosonsinocanales de expresin. Usted es algo ms que cuerpo, sentidos o mente Usted es eseadmirableAlgo,dueodetodasesascosas,perodelcualslopuedeUsteddecirunacosa:Yosoy.

  • 12

    CAPTULOIII

    EGOSMO,NOEGOTISMO

    Diferencias entre Egosmo y Egotismo . ElEgotista es el hombre que se cree superior a losdems hombres. El Egosta (en el sentido queaqudamosalapalabra)nocomparasupersonalidadcon la de los otros considera la personalidad comoalgoque lepertenece,ysinembargonoeslmismoel Egosmo es el reconocimiento, realizacin ymanifestacin del Yo . La clave de la NuevaPsicologa. El Egosmo conduce al Dominio de SMismo,quedaeltriunfo.Opininvaliossima.

    PudieraparecerlesamuchosquelassugestionesconcernientesalreconocimientodelEgo, expuestas en el precedente captulo, han sido calculadaspara estimar la cualidaddelegotismoenaquellosqueaceptanestosprincipios.

    Como cuestin de hecho, el verdadero reconocimiento del puro Ego esdiametralmente opuesto a la objecionable cualidad o rasgo generalmente conocido comoegotismo.Enelegotistaencontramoslapersonallenadeuninconmensurablesentidodelaimportanciaycualidadesdesupersonalidad.Imaginaquenoescomootroshombres,queesinmensamentesuperioraellosydemayorrelativaimportancia.Elegotistaseenvuelveensu personalidad y en las cosas del Me Me y mo le acompaan siempre. Ydesgraciadamente existe una gran confusin en la significacin del trmino egosmo, acausa de las objetables caractersticas del egotismo. Las dos formas han sido miradascomoidnticas,auncuandodistencomodospolosunadeotra.

    Tan slo cuando pasamos por la comn aceptacin del trmino egosmo y loconsideramosensuaspectofilosfico,podemosempezaracomprendersusignificadoreal.En primer lugar, no est relacionado con los atributos de la personalidad se relacionaexclusivamente con la individualidad. El egosta no compara su personalidad con la deotros,puesconsideralapersonalidadcomounalgoqueleperteneceysinembargonoeslmismo. Su sentidodelEgo consisteenel reconocimientode la realidaddel Yo,queesrealmente mmismo, y consiguientemente las cosas de la personalidad caen en relativainsignificancia.Comounantiguoescritorhadicho:tratemosdeevitarlaono,tenemosque

  • 13

    afrontar alguna vez la realidad de nuestro Ego, ese que nos hace decir: Yo y el decirYo conduce al descubrimiento de un nuevomundo. En lo tocante a la confusindelegosmoconel egotismo,hadicholmismoescritor: NuestroEgonosdice losdeberespara con los otros, porque stos son Yo como nosotros lo somos. Y otro antiguoescritornosinformadelidealindividual,delcualdice:EstaunindeintelectualEgosmoymoral desprendimiento constituye una caracterstica de su generosa y liberal naturalezaVemos,pues,queelegosmoesunacosamuydiferentedelegotismo.

    Egosmo,comousamoseltrminoenestelibro,esladoctrinadelarealidaddelEgoo Yo, y de su reconocimiento y realizacin. Es el conocimiento, realizacin ymanifestacin del Yo del individuo. Nos ensea que el hombre no es meramente elcompuestode sus sentimientos, emociones e ideas, sinoquees unAlgoqueest detrsyalgo que es o quiere ser elDueo de estas cosas del Yo con objeto demanifestar suspoderes.SielYoeselalma,osiesuncentrodeconscienteenergaenunmundoalma,osiessimplementeun focodelaenergauniversaldelacienciamaterial,importapocoloimportante del asunto en psicologa es que ello es, y puede ser reconocido, realizado ymanifestado. Y en este reconocimiento, realizacin ymanifestacin puede encontrarse laclavedelaNuevaPsicologa.

    Pudiera objetarse que no hay diferencia material para el individuo en que puedadistinguir o no entre el Yoy el Me, y que en unouotrocasohadevivir suvidadeacuerdoconsunaturaleza.PeroestaobjecindelYoenseainmediatamentealindividuoaconocerquelnoesmeramenteelquepiensa,sienteyquiere,sinomejorunAlgoquepiensa,sienteyquiere,ypuedegobernarydominarestasactividadesmentales,envezdesergobernadoydominadoporellas.Hayunaenormediferenciaenestepuntodevista.Existela mayor diferencia desde el pragmtico punto de vista, pues segn la idea antigua, elhombreesunesclavoyunacriaturadesusestadosmentales,entantoquebajolanuevaideapuedeasumirsulegtimolugareneltronomental,yelegiraquellossentimientosquequierasentir,lasemocionesquequieraexperimentar,lospensamientosquedeseepensarylascosasque prefiera hacer. En una palabra, el Egosta llega a ser el Dueo en lugar de ser elesclavo.SedacuentaquelasoberanavoluntaddelindividuoresideenelEgo,yqueaunsusestadosmentaleshandeobedecersusmandatos.

    Elcomndeloshombresesesclavodesuspensamientos,ideasysentimientos.Estgobernadopor tendenciashereditarias ypor lassugestionesdeotrasmentes. Permitequesus sentimientos le arrastren, y parece ignorar que pueda regularlos y gobernarlos,cambindolos o anulndolos a voluntad. Piensa que l es lo que parece ser, sin llegar acomprenderquepuedehacerdesmismoloqueldesearaser.Lapersonacomnesunmerojuguetedelambientequelerodeaydelasinfluenciasexteriores.SemueveenlavidacomounautmataessencillamentesuMe,ynohasabidocomprenderqueesunYo.Esbarridoporoleadasdesentimientosqueesabsolutamenteincapazdereprimiroregular,yesunacriaturadesuspropiossentimientosyestadosdenimo.NosedacuentadeloqueelDominio de S mismo es las palabras no encierran significacin para l, puesto que noreconoce elMmismo. Esdominadopor el Me, envez dedominarpor el Yo. Loshombresquehansobresalidoenlahumanidadysehanelevadosobresussemejantesporsu

  • 14

    perfeccinmental,hanrealizadoinvariablementeelYo,auncuandonolohayanrazonadoconcienzudamentesureconocimientopuedehabersidointuitivo.Perotodosloshombresymujeresquehanhechocosas,hanencontradoesteYodentroymsalldelMe.

    Este dominio por el Yo abre enteramente un nuevo mundo de pensamiento,sentimientoy actividad al individuo. Encontrarse uno capazdehacer desmismo loquequiera,esrealmenteunacosaadmirable.Pensarloqueunodeseapensar,sentirloqueunodeseasentir,hacerloqueunodeseahacer,seguramenteesundondignodeunsoberano.Yesto es posible para aquellos que quieran tomarse el tiempo y el trabajo necesarios paraadquirirelartedelDominiodesmismoydelaExpresindeestedominio.

    Nonos extenderemosmucho sobre esta idea en el presente captulo, pues tal ideaestdifundidaentodalaobra,yseharreferenciaaellaentodaslasfasesdelamentacin.Pero, antesdepasaral captulo siguiente,queremosdejar a laconsideracindel lector lasnotablespalabrasdeE.Carpenter,conreferenciaalestadodelhombreordinarioquesehallagobernadoporsumente,envezdedirigirla.

    Carpenterdice:

    Nosotros los modernos... no estamos acostumbrados al dominio sobre nuestrospensamientosysentimientosinternos.Elqueunhombreseapresadecualquierpensamientoal que se le ocurra tomarposesin de sumente, se reconoce comnmente entre nosotroscomo una cosa inevitable. Ser tan penoso como se quiera que la ansiedad le tengadesvelado todalanoche,comoelqueespera lasentenciadeunpleitoporlamaanaperoque tengael suficientepoderparaestardesveladoono,pareceuna ideaextravagante. Laidea de una inminente calamidad es sin duda odiosa, pero sumisma odiosidad (creemosnosotros) hace que se aferre a la mente con mayor pertinacia, y es intil tratar deahuyentarla. Y sin embargo, sta es una posicin absurda, pues el hombre, el positivoheredero de todas las edades puede y debe dirigir a las volubles criaturas de su propiocerebro. Si unapiedrezuela entrara casualmente ennuestra bota nosmolesta, lasacamos.Nos quitamos la bota y echamos fuera el guijarro. E inmediatamente la materia quedaclaramente comprendida, porque precisamente es tan fcil expeler de la mente unpensamiento enojoso y obsesionante. Ysobre estonodebiera haber equivocacin, nidosopiniones. La cosa es obvia, clara e inequvoca. Es tan fcil ahuyentar un enojosopensamientodelamente,comoecharunapiedradenuestrozapatoyhastaqueunhombrepuedahaceresto,serunasolemnetonterahablardesuascendientesobrelaNaturalezaylodemsquesigue.Esunmeroesclavoyunapresadelosfantasmasconalasdevampiroquevuelan a lo largo de los corredores de su propio cerebro. Las tristes y demacradasfisonomas que encontramos por millares aun entre las clases ms civilizadas, atestiguandemasiado claramente cun raro esel obteneraquel dominio. Cun raro esencontrar unhombreque seahombre As comoes harto comn eldescubrirunacriaturaasaltadaporviolentospensamientos (o cuidadosodeseos),encogindose,encabritndosebajoelltigo,oquizcontentodecorreralegrementeobedeciendoalaurigaqueempua las riendasylepersuadedequeeslibre,cuandonopuedeecharconlunligeroprrafo,porqueestadurapresenciasiempreestall,vigilndolo.

  • 15

    Lamismaautoridadcontina:

    Unade lasprominentesdoctrinas,esqueelpoderdeahuyentarpensamientoso,sies necesario, dejarlos muertos en el sitio, debe ser alcanzado. Naturalmente, ese arterequiereprcticapero,comolasdemsartes,unavezadquirida,yanopresentamisterioodificultad.Yesunaprcticadignadeposeerse.Verdaderamentepuededecirsequelavidasolamenteempiezacuandosehaadquiridoestearte.Porqueesobvioquecuando,enlugarde ser gobernado por pensamientos individuales, la entera masa de ellos en su inmensamultitud y variedad y capacidad es nuestra, para dirigirla, despacharla o emplearla segnnuestravoluntad,lavidallegaaserunacosatanvastaygrande,comparadaconloqueeraantes,quesuprimeracondicinpuedeparecermuybienantenatal.Siconsiguematarseunpensamiento,coneltiemposepodrhacerdeotracosacualquieraloqueleplazcaauno.Yhe ah por qu este poder es tan valioso. Y no solamente libra al hombre del tormentomental(quecomprendelasnuevedcimasporlomenosdeltormentodelavida),sinoqueleda un concentrado poder de emprender tareas mentales que le eran antes absolutamentedesconocidas. Las dos cosas son correlativas. Puesto a la tarea, el pensamiento estabsolutamenteconcentradoenella,sinserdistradopornadaajenoalamateriaquesesienteentremanos, siguiendo su cursocomounagranmquina,congigantescopoderyperfectaeconoma, sin debilidad ni temor de friccin o dislocacin, debido a la actuacin dediferentes fuerzas al mismo tiempo. Despus, cuando la labor ha terminado, si no hayocasinparaelempleodelamquina,esprecisopararlaigualmente,absolutamente,pararlaenteramente,sintitubeos(comosiunabandadadechiquillosobtuviesepermisoparaejercersusdiablurasconuna locomotora tanprontocomocesasestaensu trabajo),yelhombredebe retirarse a aquella regin de su conscientividaddonde residesuverdaderoEgo. Yodigoqueelpoderdelpensamientomquinaseacrecientaenormementeporestafacultaddedejarlasolaporunaparteydeusarlasimplementeyconconcentracinporotra.Vieneaserunverdaderoinstrumento,queunpatronoobrerodejaaunladocuandonolonecesita,peroquesolamenteunfatuollevasiempreconsigoparademostrarqueessuposeedor.Entonces,ydespusdelalaborejecutadaporlaherramienta,estelconocimientoquellegaanosotrosaparte de su uso cuando el ruido del taller ha cesado, y descansan yunque y martillo,llegandoatravsdelaventanaloslejanosrumoresdelvalleydelaplaya,latenuefranjadedivinoconocimientoquecomienzaaextenderse,pobredestello,tanprontocomoeleternovaivn del pensamiento ha cesado, las extraordinarias intuiciones, percepciones, que, auncuando participan en cierto grado del carcter del pensamiento, surgen, de condicionesenteramentediferentes,ysonlosnunciosdeunacambiadaconscientividad.

    Elmismoescritor considera luego el sujetode los deseos,comodominadosporelEgo,enlaformasiguiente:

    Comoya sedijo, la sujecindelPensamiento est ntimamente relacionada con lasujecindelDeseo,yguarda,porconsiguiente,tantoensuespecialidadmoralcomoensuespecialidad intelectual, cierta relacin con la cuestin de que se trata. Nueve dcimaspartesdelpensamientodiseminadooespordico,conelcualseocupausualmentelamente

  • 16

    cuandonoestconcentradaenalgunalabordefinida,eselquepudierallamarsepensamientommismo,pensamientodeunaespeciequeresideenlyexageraelsentidodelmismo.Estoes difcilmente realizado en su pleno grado hasta que no se ha hecho el esfuerzo parasuprimirlo y uno de los ms excelentes resultados de semejante esfuerzo es que con laextirpacin de todos los fantasmas que revolotean en torno del m mismo inferior, lasrelacionesdeunoconlosotros,conunamigo,contodoelmundo,ylapercepcindetodoloconcerniente a estas relaciones, serevelaconunapurezayclaridaddesconocidasantes.Al contrario, cuando lamente est llenadepequeos deseos y temoresque conciernenallocalmmismo,ysta,obscurecidaporlospensamientosimgenesquesemejantesdeseosytemoresevocan,sehaceimposiblequepuedaverycomprenderlosgrandeshechosdelmsallysupropiarelacinconellos.Pero,conelsubsidiodelprimero,lagranvisinempiezaaclarearyunhombre jamssesientemenossoloquecuandohacesadodepensarsiestsoloono.

    En esta algo extensa acotacin deCarpenter se ve claramente la idea deEgosmoopuestaaladeEgotismoeldominiodelapersonalidadporlaindividualidad,msbienquela indebida importancia dada a la mera personalidad, que es la base del egotismo. Lasobservaciones deCarpenter, aun cuando apuntadas en relacin conun sujeto enteramentediferente,aportannoobstante unvitalmensaje en relacincon laNuevaPsicologa,yporeso las hemos reproducido en esta obra, reconociendo que ha sentado la materia de unamaneratanclaracomoconvincente,enpalabrasdignasdeser recordadasporaquellosquelaslean.

  • 17

    CAPTULOIV

    CONSCIENTIVIDADYSUMASALLA

    Opiniones personales y de varios autores sobre lacuestin.Explicacionesyaclaraciones.

    Elcomndelasgentesparecesorprendersecuandoselesinformadequeelnoventaycincoporcientoporlomenosdesusactividadesmentalesestndispuestasenplanosdesumentesituadosabajoyarribadelcampodelaconscientividad.Lageneralidadhacontradoelhbitodepensar de sumentecomoalgo limitadoenteramenteporelcampoconsciente,por donde este campo consciente no es mucho mayor que el campo de visin delmicroscopiosiselecomparaconelespaciodelmsall,delcualemergenydesaparecenlosorganismos en la gota de agua colocada en el portaobjetos, o en el campo de visin deltelescopio comparado con la expansin del firmamentohacia elcual estdirigido el tubo.As como hay gradosde calor y froms alldelcampodenuestros instrumentos, ligerasvibracionesabajoy arribadelespectrovisible, sonidosabajoyarribadenuestracapacidadpara registrarlos, hay tambin operaciones mentales que se ejecutan fuera del limitadocampodelaconscientividad,quehemosconsideradoarbitrariamentecomonuestramente.

    Quizsenningunaotra rama laNuevaPsicologahayahechotanrpidosprogresoscomoenestainiciacindelreconocimientodelavastareadelamentedelhombremsalldel campo consciente. Cuando consideramos las ideas aceptadas que han sustentado lospsiclogosmodernos, comparadas con las de unas pocas dcadas atrs, podemos darnoscuentadelgigantescopasodadoporestaramadelpensamiento.Leibnitzfueelprimergranpensadoroccidentalque llam laatencinsobre elhechodelaextensineimportanciadelos planos mentales fuera del consciente, aun cuando la filosofa india est llena dereferenciasalcaso. YdespusdeLeibnitzelprogresodeestacienciafuemuylento,ytansloduranteestosltimosveinteaoslostratadosdepsicologahanconcedidoalasuntolaatencinquemerece.Hoyestplenamentereconocidaporlasautoridadesmsconspicuas.

    Lassiguientesacotacionesdealgunasdeestasautoridadesquizsorprendaalosquesloestfamiliarizadosconlaidea.

    Lewesdice:

  • 18

    La enseanza de los psiclogos ms adelantados en que la conscientividad noformasinounpequeorenglnenla totalidaddelprocesopsquico.Sensaciones,ideasyjuicios inconscientes estn conformados para tomar gran parte en sus explanaciones. Esciertsimo que toda volicin consciente, todo acto as caracterizado, esen sumayorparteenteramente inconsciente. Es igualmente cierto que en toda percepcin existeninconscientes procesos de reproduccin e ingerencia hay en ello cierta parte desubsconscientividadyotraparteposteriordeinconscientividad.

    Hamiltonafirma:

    Laesfera denuestraconscientividadessolamenteunpequeocrculoenelcentrode una esfera ms amplia de accin y pasin, de la cual somosnicamente conscientes atravsdesusefectos.

    Tainedice:

    Los acontecimientosmentales imperceptibles a la conscientividad sonmuchomsnumerososquelosotros,ydelmundoqueformanuestroserslopercibimoslospuntosmsculminantes, los iluminados picos de un continente cuyo ms bajo nivel permanece en lasombra. Dentro de las sensaciones ordinarias estn sus componentes, es decir, lassensaciones elementales, que necesitan combinarse en grupos para llegar a nuestraconscientividad. Fueradeuncrculoluminososeextiendeunlargoanillodecrepsculo,ytrassteunanocheindefinida perolosacaecimientosdeestecrepsculoyestanochesontanrealescomolosocurridosdentrodelcrculoluminoso.

    Maudsleyescribe:

    Examneseprofundamenteysinrodeoslasordinariasoperacionesmentalesdecadada y se descubrir seguramente que la conscientividad no asume una dcima parte de lafuncin que generalmente se le atribuye. En todo estado consciente entran en accinenergasconscientes, subconscientese infraconscientes,laltimatanindispensablecomolaprimera.

    Kaydice:

    En otros tiempos, la conscientividad era mirada como algo coextensivo con lamente,considerndosestacomoconscientedetodassuspropiasactividades,detodosloscambiosymodificacionesque seproducan en ella. Leibnitz fue elprimeroenrefutaresaopinin, y en establecer la doctrina de que hay all energas siempre en accin ymodificaciones que toman constantemente lugar en la mente, de las cuales somosenteramente insconscientes. Desde su tiempo, esta idea ha ido gradualmente ganandoterreno,yenlaactualidadesunadoctrinageneralmenteadmitidaenfilosofa.

  • 19

    Carpenterhaescrito:

    Los psiclogos de Alemania han afirmado quemucha de nuestra labor mental esrealizadasinconscientividad.

    Hamiltondicedelaidea:

    Elhechodetaleslatentesmodificacioneshaquedadohoyestablecidosinquepuedacaberlamenordudaysobrelasuposicindesurealidadnosencontramosencapacidadderesolvervariosfenmenospsicolgicosdeotramanerainexplicables.

    Halleckhadicho:

    Esprecisonosuponerquelamenteessiempreconscientedetodossusmaterialesypoderes. En cualquier momento no somos conscientes de unamilsima parte de lo queconocemos.Yesunbienquelacosaocurraas,puescuandoestudiamosunobjetobajoelmicroscopio, tratamos de recordar una poesa, demostrar una proposicin geomtrica odeclinarunverbolatino,nonoshacefaltaparaestoquetodoloqueconocemosdehistoriaode fsica,o imgenesdepersonas,rboles, perros,pjarosocaballos,irrupcionenuestramente al mismo tiempo. Si esto ocurriese, nuestra confusinmental sera indescriptible.Entre la percepcin y el recuerdo, los tesoros de la memoria estn, metafricamentehablando, alejadosdel ojo de la conscientividad. El cmoestos hechos sonconservados,antesdeserreproducidosporlamemoria,nopodrdecrnoslojamslaconscientividad.Unacontecimientopuedenoresidirenelpensamientoduranteunperododecincuentaaos,yentonces aparecer sbitamente en la conscientividad. Amedida que nos hacemos viejos,aumenta el campo subconsciente. Cuando echamos a andar, somos conscientes de cadapaso. Un rato despus, podemos hablar de los asuntos ms importantes en tanto quecaminamos, sin parar mientes en los pasos que vamos dando. A veces sacamos el relojcomoparaverlahorasinserconscientesdeestaoperacin,comolopruebaelhechodequelosaquemosnuevamenteparacerciorarnosdelaexactitud.

    ElprofesorGatesescribe:

    Elnoventaporciento,porlomenos,denuestravidamental,essubconsciente. Siusted analiza sus operaciones mentales, encontrar que el pensamiento consciente no esjams una lnea continua de conscientividad, sino una serie de conscientes fechas congrandesintervalosdesubconscientividad. Tratamosderesolverunproblemayfracasamos.De pronto resplandece una idea que conduce a la solucin de este problema. El procesosubconsciente entr en accin. Nosotros no creamos por un acto de volicin nuestropropiopensamiento.Eltomaposesindenosotros.Pocomsomenos,somosrecipientespasivos.Tampocopodemoscambiarlanaturalezadeunpensamientoperosquepodemosguiarlanaveconunmovimientodeltimn.

  • 20

    Schofieldafirma:

    Nuestra mente consciente, comparada con la inconsciente, tiene cierta semejanzaconelespectrovisibledelosrayosdelsol,comparadoconlainvisiblepartequeseextiendeindefinidamente a ambos lados. Sabemosque lamayor parte delcalorvienede los rayosultrarrojos que no producen luz y la mayor parte de los cambios qumicos en elmundovegetal son el resultado del otro extremo del espectro, igualmente invisible, y sonreconocidos solamente por sus potentes efectos. Ciertamente, as como estos invisiblesrayosseextiendeindefinidamenteaambosladosdelespectrovisible,aspodemosdecirquela mente incluye no slo la visible o consciente parte, y que nosotros hemos llamado elsubconsciente, sino tambinlamentesupraconscienteque radicaenelotroextremotodasesas regiones de ms grande alma y vida espiritual, de la cual alguna rara vez somosvagamenteconscientes,peroqueexistesiempre,ynosenlazaconlasrealesverdades,porunlado,tanseguramentecomolamentesubconscientenosenlazaconelcuerpoporelotro.

    SirOliverLodgehaescritoestanotableobservacinacercadelosestadosoplanosdelamentefueradelconsciente:

    Permtasenos imaginar entonces, a modo de hiptesis laborable, que nuestrosubliminal Ego la otra y mayor parte nuestra est en contacto con otro orden deexistencia, y queesocasionalmentecapazdecomunicar,obien,quizs inconscientemente,de transmitir a los fragmentos del cuerpo algo de la informacin accesible a l. Estetransmisor de ser permitido, contendra unaclaveparauna explicacinde laclarividencia.Seramosentoncessemejantes a esosinmensos tmpanosdehieloqueflotanenelocano,con slo una fraccin expuesta al sol, al aire y a la vista la mayor parte de l, estsumergido en un medio propicio, y ocasionalmente, puede subliminalmente por bajo delagua,tocarseconlosotrostmpanos,aunqueenlasuperficieaparezcanseparados.Unonopuede menos de simpatizar, hasta cierto punto, con esos filsofos que sostienen que elprogresodelahumanidadhasidoimpulsadoporlaatencinaundesarrollodenuestraplenaconscientividad,yquelareversinalsubconscienteoestadosdeensueoesunpasoatrs.Es preciso notar, sin embargo, que el adjetivo subliminal, como lo comprendemosnosotros, no es sinnimo de subordinado o subsidiario, sino que correspondems bien asublimeunaopininque,consideradaobjetivamente,quizlarechazaranlosfilsofosencuestin. Si stos entienden que para los activos y prcticos menesteres de la vida, espreciso que la conscientividad sea nuestro gua y nuestro consejero, estamos conformesperosipretendenquelainspiracinseobtieneatravsdelaconscientividad,oqueesilegaleinfructuosoinvestigarelsubconsciente,donde(creoyo)yacenlaracesdelarelacinentremente y materia, entonces me separado de ellos. As pudiera el tmpano de hielo 1 ,glorindose en su cristalinasolidezy resplandecientes pinculos, resentirse por la atencintributada a la sumergida regin subliminal que lo soporta, o al lquido salino de dondeemerge,yalcualvolveralgndaandandoeltiempo.Nosotrossentimosquesomosmsgrandes de lo que conocemos. O, considerando lametfora por pasiva, nuestro presenteestado pudiera asemejarse al cascodeun buque sumergido en un tenebrosoocano entre

    1Eningls, iceberg,montaadehielo.

  • 21

    monstruosmarinos,impulsadosdeunamaneraciegaatravsdelespacioorgullosoquizdeacumularmuchasconchasensuquillacomodecoracinconociendosolamentesupuntodearribo por el choque contra elmacizo delmuelle sin conocimiento de la cubierta, y loscamarotes, y remos y velas sin pensar en el sextante y el comps y el capitn sin darsecuenta de si el lejanohorizonte est o no cerrado sinunavisinde los objetosdistantes,peligrosquehayqueevitar,puertosquesehadevisitar,otrosbuquesconquienesponersealhablaporotrosmediosqueelcontactocorporal,unaregindeluzynubes,deespacio,depercepcinydeinteligencia,profundamenteinaccesiblesalaspartesquecubreelagua.

    Se ha producido mucha confusin entre los estudiantes de la Nueva Psicologa acausadelosvariostrminosempleadospormuchosdesusescritores,particularmenteenlorelacionadoconaquellosestadosyregionesmentalesfueradelconsciente.Muchasdelasprimeras autoridades colocanenungrupo todos los fenmenosyactividadesdelasvariasregionessituadasmsallydebajodelplanodelaconscientividad.Esteplanocausamuchaconfusin, porque los numerosos atributos achacados a estas mentes subjetivas,subconscientesosubliminales,comoselasllama,sondiametralmenteopuestoslosunosa los otros, y elprincipiante seve envuelto bienpronto enunamaraadehechos,ideasyteoras incompatibles. Pero de algunos aos a esta parte, han adoptado maestros yescritoresladisposicindeobservarlaclasificacinprimeramenteobservadaporalgunosdelos filsofosorientaleshacemuchossiglos,yalpresenteestgeneralmentereconocidoqueexistendos regionesoplanosde lasmentes(convariossubplanos)fueradelconsciente,que son las subconscientes y superconscientes regiones, planos o mentesrespectivamente. Algunos buenos maestros y escritores se atienen todava a la antiguaclasificacin,conscienteysubconsciente,respectivamente,colocandoenelltimotodoslos fenmenosdelfuera del consciente, altos y bajos pero la tendenciaesseguir laotradireccin. Se habr notado en las acotaciones que hemos dado en este captulo, que lamayora de las autoridades reconoce los sobreconscientes tan bien como losbajoconscientes planos o regiones de la mente. En los dos captulos siguientesconsideraremos estos dos planos o regionesde lamente. En los dos captulos siguientesconsideraremosestosdosplanosoregionesalgodetalladamente. Loquesellamacampodeconscientividadomenteconsciente,noesenrealidadsinounamuypequeapartedelreinomental delEgo. Se utiliza para recibir la impresinde los sentidos para examinar,analizar,combinaryusarelmaterialalmacenadodelsubconsciente,amedidaquevasiendoconducidoalcampodelaconscientividadconciertogradodeordenysistemaparaprepararlalabordelaraznparaescogerodecidirparaponerenobralavoluntad,yotrosextremossimilares.Eselgranaclaradormental,cuandosolamentesehadellevaracabociertomentaltrabajo. Es el ocular del microscopio o telescopio mental. Es el gran aclarado de lamente,porlacualpasanlascosasdelmontnheterogneo,comoasmismolasmontaasdelamente.Podemosimaginrnoslocomounlugardelreamental,iluminadoporlabrillanteluzde laconscientividaddondeelEgopuedeexaminar,decidir,escogeryactuarsobrelosvariados sentimientos, imgenes, ideas, etc., mentales, que son conducidos ante l paraconsideracinyjuicio.EseltribunaldelaMente.

    Del campo de la conscientividad pasan a la regin subconsciente muchasexperiencias que han de ser conservadas para el futuro uso del individuo y de la raza,

  • 22

    experiencias que despus son reproducidas en el campo del individuo o de la raza, talescomosentimientos,emociones,memorias,pensamientos,ideasuotromaterialmental. Porelcampodelaconscientividadpasanasimismomuchasnuevascosasprocedentesdelasmsaltas o superconscientes regiones, destellos de inspiracin y genio, intuicin y otro mselevadomaterialmental.Conservandoestecuadrodelosplanosmsaltosymsbajosdelfueradeconscientividad ante nuestros ojos, estaremos capacitados para comprendermuchode loqueenpasados tiemposeraconfusoyobscuroparanosotros.Esdelamayorimportancia tener el campo de la conscientividad limpio y en buenas condiciones, yconservar sus principales instrumentos, la Atencin y la Inteligencia, en buen orden ydisposicinpara la labor. Pero al propio tiempo,considerarlacomo la nica reginde lamenteesunagranequivocacinycontribuyeaprivarnosdeciertosconocimientosquenossonmuynecesarios.LaNuevaPsicologacubretodaslasregionesdelamente,concientesyfueradelconsciente.

  • 23

    CAPTULOV

    ELSUBCONSCIENTE

    En el Subconsciente se produce la mayor parte deltrabajo mentativo. En el Subconsciente estnarchivadas gran variedad de impresiones del pasadodel individuoyde la raza. ElSubconsciente no es,sin embargo, la Memoria. Naturaleza de aquellasimpresiones.Estascreanotras.Culesycmo.

    Comodejamosdicho,laNuevaPsicologaseconsagra,enunmarcadogrado,alasactividadesdelareginsubconscientedelamente.Enlugardeconsiderarestasactividadescomoanormalesydignassolamentedeinterscientfico,conoceyenseaqueenestareginde lamente se produce lamayor parte del trabajomentativo, yeste trabajodegranvalorpuede ser producidopor una inteligentedisposicinde lasactividadessubconscientes. Enesta diferencia en la consideracinde tales facultades, actividadesy capacidades, es en loquelaNuevaPsicologadifiereradicalmentedelaantiguapsicologa. Unnuevocampodepensamiento,laboryactividadseabreatodoindividuocuandosefamiliarizauntantoconlasubconsciente regindelamentacinysusleyes.Enestesentidohemosdehacernotarladistincinhechaenestaobraentrelareginoplanosubconscienteyelsuperconsciente.Elplano subconsciente cae debajo del campo de la conscientividad elplano superconscienteestencimadelcampoconsciente.

    El nuevo pensamiento y los novsimos derroteros de la psicologa, el planosubconscientedelamenteo lamentesubconsciente,comousualmenteselallamaenlostratados populares, son generalmente considerados por muchos estudiantes de metafsicapopular como algo espiritual, extraordinario, mstico, algo que posee propiedades ycualidades fueradelalcancede lamenteordinaria. Pero laNuevaPsicologanoraciocinaas, aun cuando admite la existencia de una reginoplano demente superconscientequeposee actividades quepueden ser consideradas como supernormales e inusitadas. Para laNuevaPsicologa lamente subconsciente essimplementeel planoo reginde lamenteendonde estn archivadasunagranvariedadde impresionesdel pasadodel individuoyde laraza. En esta regin de la mente se encuentran aquellas extraas impresiones que hanllegadoanosotrosatravsde lossiglos,lasherenciasdela raza,quesemanifiestancomoinstinto o sentimiento instintivo. Muchas cosas que fueron experimentadas por nuestrosantecesores,hanllegadoanosotrosbajolaformadeimpresionesquesonreproducidasenel

  • 24

    campo de la conscientividad con mayor o menor claridad, segn exija la oportunidad.Nuestros sentimientos, simpatas y antipatas, prejuicios, gustos, inclinaciones y otrosestadosmentales que nacen en el campo de la conscientividad de tiempo en tiempo lascualidadesmentalesquevivenennuestraconscientividaddesdenuestronacimiento,llegananosotrosdeestemodo.Elindividuoposeeelbeneficiodetodalaexperienciadelaraza,adquirida a travs de los siglos, la esencia de la cual queda impresa en su subconscientementalidad. Adems de esto cada individuo tiene cierto carcter natural que es suyodesde que naci, y por razn de herencia directa, que queda asimismo impreso en susubconscientementalidad. Es verdad,muchsimaverdad, queel individuopuede alteraryauncambiarradicalmenteestecarcternaturalporlosmtodosdelaNuevaPsicologaperoqueda en pie el hecho de que el individuo tiene cierto carcter natural suyo propio,independiente de su educacin. Cada cual tiene sus naturales gustos y preferencias,simpatas y antipatas, carcter y naturaleza. Todas las madres de una numerosa familiasabenperfectamentequeentretodossushijosnohaydosquetenganlamismadisposicinonaturaleza. Los maestros saben que cada nio tiene su personalidad particular. Cadaindividuo tiene su personalidad propia. Y las cosas que constituyen esta personalidadparticular,sonlasimpresionescontenidasenelplanosubconscientedelamente.

    Pero estas impresiones heredadas son tan slo una parte del material de este admirablealmacnmental. Desdeelmomentoenqueelnioempiezaareconocerelmundoexterior,empieza tambin a adquirir nuevas impresiones, las cuales son registradas en lasubconcientividad.Cadapartculadeexperienciaganadaporlamenteconscientepasaluegoa la regin subconsciente, queda impresa en el disco fonogrfico de esta regin. Laprofundidadyclaridaddelaimpresinnodependedelgradodeatencineintersprestadosal asunto original o al objeto que produce las impresiones. Las cosas que nos interesanatraen nuestramayor atencin, y cuantomayor sea el gradode atencin,msprofundaygrande ser la impresin subconsciente. Seve,pues,que estasubconscientereginde lamente, es algomuy semejante a lo quehemos llamadoMemoria, solamente que aqullaocupams amplio campo y poseems amplias actividades que las queprimeramente seatribuyeron a lamemoria. La facultad o actividad que nosotros llamamos memoria, essencillamenteuna porcindeungran campo unaMayorMemoria, quedenominamos lasubconsciente regin de la mente. Grabando esto en nuestra imaginacin, estaremoscapacitadosparaformarnosunaideamuchomsclaradelplanosubconsciente.

    Ampliando lo dicho sobre esta clase de impresiones, la conscientividad contienerecuerdos de muchas cosas que fueron sugeridas a la persona y pasan luego intactas alalmacn subconsciente. Creemos, de modo incuestionable, en muchas cosas, y lasaceptamos como una verdad, sin que la hayamos sometido jams al escrutiniodenuestraraznojuicio.Ynoslashemostragadotansloporqueselashemosododeciraalguiencon un aire de autoridad, o bien lo hemos ledo con igual prestigio o quiz lo oyramosrepetir con tanta frecuencia, que hemos acabado por creerlo una verdad inconcusa otambin porque vemos que todos parecen creerlas y aceptarlas, y nosotros seguimos lacostumbre.Unpequeoexamenntimosorprenderalamayora,antelasrevelacionesalolargodeestalnea. Muypocascosashansidosometidasa raznojuicio. Esmuchomscmodotomarlasporelintermediodeautoridad,costumbreorepeticin.Ydespusquelas

  • 25

    hemosaceptadoenestaforma,ymayormentedespusquehemosconvenidovariasvecesensuverdad,lasreclamamoscomonuestras,lasdefendemoscalurosamente,ynosofendetodoataque contra su virtud y validez, justamente como si las hubiramos pensadooriginariamenteysometidoalescrutiniodelarazn. Aquellosquesehayanvistoobligadosa expulsar de su mente alguno de estos huevos de cuco del pensamiento, podrn verplenamente cun aferrados estuvimos a estos hijos espreos de nuestra mente y cuntaafliccinnoshacausadoelexpulsarlosdenuestramente. Lasubconscientividadest llenadeimpresionesdeestaclase.

    Otro gnero de impresiones estn contenidas en esta regin subconsciente: lasimpresiones del hbito. Sabemos cmo podemos adquirir el hbito de ejecutar cosas,difciles al principio, hasta que por ltimo las hacemos sin pensar. El pianista, elmecangrafo,lacostureraamquina,eltelegrafista,elcajista,ymuchosotrosqueejecutansimilares trabajos, sabenque as comoal principio tienenque ir siguiendo cadapasodelalabor y observar cadamovimiento, van adquiriendo destreza gradualmente, hasta queporltimo son aptos para desempear su cometido con un mnimum de atencin, y confrecuenciamientras unaporcin de sumente est ocupada enpensaren algo enteramentedistinto.Laconscientividadsehahabituadoalatareaylaejecutacasiautomticamente.

    Nodebemosperderdevistaelhechodequelasubconscientividadcontieneasimismolas impresionesquemanifiesta en la operacindelasfunciones fsicasdelcuerpo,quesoncasisiempreejecutadasinvoluntariamenteyalolargodelneassubconscientes.Elcoraznlatesinnuestro conocimiento, conscientivaovolitivamente. Auncuandopodemosdarnoscuenta de la funcin respiratoria, la mayor parte de ella tiene efecto subconsciente einvoluntariamente.Ladigestin,larespiracinylasmilyunafuncionesdelamismandolesonejecutadassinauxiliode laconscientividad. Tanslocuandoocurrealgoanmalo,lamenteconscientesedacuentadeque losrganosinternosestnall. Todoestetrabajoesuna parte de las actividades subconscientes. Pero tngase presente que, en el curso deevolucin, cada uno de estos automticos e involuntarios movimientos y actos fueronconocidosporexperiencia,ydespusdeserdominadospornuestrosprogenitorespasaronala regin del subconsciente la memoria de la raza, de una manera semejante a comodespuspasamosnosotrosenlosactosdepasear,tocarelpianoyotrosmovimientosfsicosadquiridos.Lasubconscientividadesunlugaratareado,unacolmenadeindustria.

    Perorecurdeseque,auncuandoyahemoshabladodeellomeramente,comodeungran almacndememoriasde razaymemorias individuales (ensumsampliosentido),essin embargoms que un almacn desprovisto de actividades. Est abarrotado de activasfacultades laborables y de mental maquinaria. Como hemos dicho en otro lugar, lasactividadesdelareginsubconsciente,hacenrecordaruntallerllenodeactivos,ansiososyfielesoperarios,llenosdevoluntadparaterminarlaobradelindividuo,siselesindicaqueesnecesario. Yesen ladireccindeestosbuenosoperariosde lamentesubconscienteenloque la Nueva Psicologa se hace tan til al estudiante. No contenta con permitirsencillamenteal subconsciente quealmacene impresiones, y luegoreproducir slo aquellasabsolutamentenecesariasalamenteordinaria,enseaqueunaltogradodeactividadpuedeserestimuladoenestaregin,yporconsiguientepuedeencontrarsenotablementelaeficacia

  • 26

    individual para s mismo y para la comunidad. Se ve, pues, que la regin subconscientecontiene solamente lo que ha sidodepositadoallpor la razao el individuo. Nadanuevocrea, aun cuando pueda ser utilizada para formar con sus materiales innumerablescombinacionesnuevas,yproducirasmaravillosotrabajocreativoparaspropia.Porelusode la imaginacin la regin subconsciente puede ser preparada para encerrar grandespartidas dematerial,arregladoenunsistemadeorden,ycapazdeseragrupadasjuntasennuevasyextraas combinaciones estoes laInvencin. Losllamadospoderesmsaltosde la mente no son para ser encontrados en la regin subconsciente pertenecen al planosuperconsciente,comoveremosenelcaptuloinmediato.

    En esta oportunidad creemosque no estar dems exponer una ideanuestra, quegeneralmente no mencionan los escritores o maestros de esta materia. Aludimos a laposesin de ciertas formas inferiores de un poco comn poder psquico, de que gozanciertaspersonas,lascualescarecendeloselementosdelosllamadosmsaltospoderesaqueacabamosdealudir,peroquesinembargotodavaestnfueradelasformasordinariasdel sentidoimpresin. Las personas que poseen y manifiestan esos poderes estn confrecuencia lejos de poder progresar espiritual, mental o moralmente, y este hecho hasorprendido y dejado perplejos amuchosde los investigadores del asunto. Esta clase defenmenos difieren materialmente de los de la superconscientividad y evidentementepertenecenaunplanomsbajopero,aquplano?Noalaconscientividad,seguramentesilasubconscientividadesmeramenteunregistroderazaydeexperienciaindividual,cmoesposibleachacarleestosfenmenos?Nosotroshemospensadoque,probablemente,estasactividadesdel msbajopsquico pueden ser el resultadode facultades primitivamenteejercitadasporlaraza,perodesdeentoncesdescartadasenelcursodeevolucin,yahoraencontradascomounvestigio remanenteenindividuosdelaraza. Estateoraencuentracorroboracinenelestudiode lasactividadesde losanimales inferioresyde lasprimitivasrazashumanas, enambosde los cuales encontramosevidenciasmanifestadasdistintamenteque por el hombre. Los animales y las razas inferiores poseen un sentido olfatorio casianormalenelhombrecivilizado,ypuedentener,ypareceserquelostienen,otrosmediosde sentir los objetos. Si esto escierto,entoncescadaunodenosotrosconserva algunareminiscencia de estos descartados sentidos en la subconscientividad, que en algunos daorigenaesosextraosejemplosdeperspicaciaenciertasgentes,yestopertenecealaclasede fenmenos del ms bajo psquico, muy distintos de los fenmenos del ms altopsquico,pertenecientesa laclasedegenio,intencin,espiritualidad,etc.Noinsistiremossobre esta teora es meramente una conjetura ofrecida para lo que pueda ser til.Ciertamenteparecellenarunhuecoenelestudiodelapsicologaanormal.

    Yahorapermtasenospasaralaregindelsuperconsciente,losplanosmsaltosdelamente.

  • 27

    CAPTULOVI

    ELSUPERCONSCIENTE

    En elSuperconscienteestnalmacenadas las latentesfacultadesyactividadesmentalesdeunamselevadaraza de seres. La obra del Superconsciente. Charlatanismosyverdades.Realidadesymilagros.

    Es muy difcil explicar el concepto de la Nueva Psicologa sobre el planosuperconsciente de la mente, sin aproximarse peligrosamente a la lnea que separa lapsicologametafsicayla filosofa. Aunsalvandoestepeligro,nosvemosobligadosausarlostrminosdeevolucinqueusalacienciabiolgica.

    Enprimer lugar,envezdeser laGranMemoriaoalmacndelasinspiracionesdelpasado,comoocurreconlasubconscientividad, lasuperconscientividaddelindividuoeslalatente posibilidaddel hombre futuro, el superhombre. Y los destellos de esta reginqueocasionalmente alcanzan a la regin de la conscientividad, sonprcticamente lasprofecasdelfuturodelaraza.Loqueesahoralareginsuperconscientedelindividuo,seralgndaelplanoordinariodelamentecotidianadelarazaadelantada.Lasuperconscientividadeslaconscientividaddelosfuturosindividuosdelarazayenellaestnalmacenadaslaslatentesfacultadesyactividadesmentalesdeunamselevadarazadeseres. Aalgunosfavorecidosde la presente raza llegan destellos de esta portentosa reginde lamente, y nosotros losllamamos genio, inspiracin, intuicin y otros trminos que denotan mentalesactividades,yestadosmsaltosypococomunes.

    Encadaindividuoestcontenidoestegrandepsitodefuturodesarrollomentalporquocmo,nolosabemosperoqueson,squelosabemos.Delpropiomodoqueelroblevive latentedentrode lasbellotasde igualmaneraquelosShakespeare,Milton,DarwinoSpenceryacanuntiempolatentesdentrodeunasimpleclula,asestaslatentesfacultadesypoderes de lamentede todosy cadaunode los individuos,estesperandoel taidodelacampanadeevolucionariodesenvolvimiento.Ycuandoestosdestelloslleganalcampodelaconscientividad,reconocemosquevienendearribaynodeabajo.

    Lamentalevolucinde larazanoesslounamateriadeaumentoenel sentidodeadiccin:estenlanaturalezadeldesenvolvimientodelaslatentescualidades,facultadesypoderes inherentes a lamente, o quizs el desenvolvimiento en expresin de algn poder

  • 28

    inherente o cualidad del Ego. De todosmodos, es indudablemente undesenvolvimiento,unarevelacindealgoqueestuvoocultoa lavistaylaexpresin.Elnio,enunospocosaos,pasaporlosgradosdeevolucinmentalparaquelarazanecesitsiglosenterosestaes la obra de la subconscientividad. Y el hombre de hoy se desenvuelve lenta,laboriosamente pero seguramente en ms amplios y ms altos estados y actividadesmentales.Elcrecimientomentalnovienesolamentededentroaquhayunacicateinteriorconstantemente en accin, espoleando siempre hacia ms grandes y ms elevadas cosas.Aqu palpita siempre estadual expresin: laatraccinde lamentehaciaobjetosexterioresque estimulan y apresuran su expresin, y el acicate interior surgiendo constantementecamino adelante. Ha sido un concepto muy bien expresado el de que no puede existirprogresosincosasexterioresque atraiganeinteresana lamente,causandosucrecimientopor el uso y el ejercicio. Pero tambin es mucha verdad que no hay ni puede habercrecimiento a menos de que no haya algo que responda al exterior y le fuerce adesenvolverse. Y este algo es el evolutivo acicate, como es tambin el evolucionarioinstigadordelaatencin.

    Yas,estoesloqueentendemosporsuperconscientividad:lasmsaltasregionesdela mente que estn empezando a desenvolverse en una mayor y ms gloriosaconscientividad. Que este desenvolvimiento proporcionar a la raza nuevos sentidos,nuevos canales de perspicacia, es indudable. As como nacen los presentes estados deconscientividaddeunamerasensacinascomoprovieneelmaravillososentidodelavisindeunsimplesentimiento,astambinlossentidosdeperspicaciadeobjetosexternosqueenlaactualidadposeemos,quieren indudablementedesenvolversentidosquesobrepujena losmsatrevidosvuelosdelasimaginacionesdehoy.Pareceexistirunabuenaraznparacreerqueelespacioserprcticamenteanuladoporlosseresdelporvenir.Ascomolavisinesuna formamejoradadeuna sensacin, del propiomodo, indudablemente, puedesurgir unsentidodepercepcinqueseaunsentidoenormementemejoradodelavisin.Ymsanelconocimiento y apreciacin de los pensamientos de los otros, la telepata otelementacin de nuestros das, estar indudablemente en posesin del comn de lasgentesdelfuturohechoquerevolucionarlavidatalcomolaconocemos.Puescuandolospensamientos de todos sean un libro abierto para todos, entonces pasarn al olvido elengao,lafalsedad,lahipocresa,lamentiraytodoelresto.Seexigirnmsaltosfinesdevida, ylos interesesde todossern identificados e idnticos. Conunpensamientocomnbrotandodelacirculacindelpensamiento,sobrevendruninterscomnyunafinalidadde la raza. En el conocimiento de estas facultades latentes, que aun hoy comienzan amostrarsignosdedesenvolvimiento,seencontrarunasanabaseparalaexpectacindelavenidademuchascosasqueahorasedisputanpertenecientealmilenio.

    Perono esdel futurode loquequeremoshablarnuestra tareaestenelpresente.Desdeestasaltasregionesdelamentevanllegandoalarazn,nosolamentelaexpresindelgenio, inspiracin e intuicin, sino tambin la conscientividad de relacin entre todos loshombresytodaslascosasvivientes. Conunanacienteconscientividaddeestarelacin,loshombres, naturalmente, se sienten ms cerca los unos de los otros y del universo, y enconsecuencia se expresan ya diferentemente. Los sentimientos de bondad, simpata,fraternidady tolerancia recprocaquevan llegandoa laraza,provienende losdestellosde

  • 29

    estas ms altas regiones de la mente. Estas cosas no son obtenidas pormediacin de lainteligencia son materia de la conscientividad, del ms elevado sentimiento, y estaconscientividadysentimientononacenciertamentedelasbajasregionesdelamente,pueselpasadonoestabarelacionadoconestascosasdelfuturo. Muchasdelascosasquellegananuestramente, y que estamos dispuestos a pensar que vienende arriba, vienende arribaefectivamente,delasmselevadasregionesdelamente,lasuperconscientividad.

    Que la razasedesenvuelveenunnuevoplanodesentiryenunnuevocampodeconocerypensar,cosaesquenopuedenponerendudaaquellosqueestudianlossignosde los tiempos. En el primer caso, nosotros estamos obteniendo relaciones exactas yfidedignasdesensacinsupernormalencasosaislados,procedentesdesociedadescientficasorganizadas para el estudiode fenmenos fsicos. Poseemos pruebasdeunamselevadaforma de conocimiento a distancia, que, por falta de un nombre mejor, llamamosclarividencia,unnombre,dichoseadepaso,quetienedesagradablesasociacionesacausade su uso por charlatanes y vividores. La prueba de apoyo de estos fenmenos esdemasiado voluminosa y digna de confianza para ser ligeramente tratada. Las memoriasestnllenasdebiencomprobadosejemplosocurridosapersonasdelamselevadaposiciny carcter. Y laevidenciaa favorde latransferenciadepensamientoesaunms fuerte,puesenestamateriasoncontadaslaspersonasquenohantenidounaexperienciapersonal.

    Muchos tienenprejuicios contra estos fenmenos,a causadehaberlos consideradoutilizablescomounapruebadepoderessobrenaturales,etc.Peronadahaydesobrenaturalen ellos. No hay duda de que el sentido de la vista lleg lentamente a las formas msinferioresdelavida,ciertamentemuytardeenlahistoriadelasvivientesformasdelatierra.Y si estas formas inferiores hubieran sido capaces de pensar en ello, hubiesen abrigadoprejuicios al principio contra las manifestaciones de algunos pocos de su nmero quepretendieransercapacesdesentiradistancia,puesestoesrealmentelavisin,unsentidodesarrolladodesentirelchoquedelasondasluminosas.YnohaydudadequeestasformasinferioreshubiesenorganizadoSociedadesdeInvestigacionesFsicas,entrelossarcasmosdesuscontrarios,hastaque finalmente el sentidode lavisinsehizocomnala raza. Ynohay razn ninguna para suponer que la evolucin de los sentidos ha cesado en susoperaciones. Esmuchoms razonable pensar que existenmuchos sentidos latentes en laraza sentidospara recibir impresionesdeondaselctricas,deondasmagnticas,ondasdepensamiento,yotrosqueahoranoproducensensacinenlamente.

    Si pudiramos sentir las ondas de electricidad omagnetismo, un nuevomundo seabrira paranosotros. Y,comohemosdicho,una sensacinde las ondasdelpensamientorevolucionaraalmundo.Imaginemosloquepareceraeluniversoolarazadesprovistadelsentidode lavistaodelodo. Ypinsesequeellosignificaralaposesindedossentidosms de igual importancia. Nuestros actuales sentidos tocan el universo tan slo en unreducido segmento de su todo. Cada nuevo sentido abre un nuevo universo. Como hadichomuybien IsaacTaylor,quizdentrodelcampoocupadoporelvisibleyponderableuniverso, existe y se mueve otro elemento ligado con otras especies de vida corprea,verdaderamente, y variada en sus rdenes, pero abierta al conocimiento de aquellos queestnconfinadosalascondicionesde laorganizacinanimal...Cabepensarqueelojodel

  • 30

    hombreeslamedidadelpoderdelCreador?YhacreadoElnadaquenohayaexpuestoanuestrossentidos?Locontrarioparecemsquemeramenteposiblenodebiramoscreerlocasicierto? Y,comoMassonhadicho,siunnuevosentidoodosfuesenaadidosalosqueyaposeeelhombre,estequeesahoraelmundofenomenalparatodosnosotros,pudieratransformarse en algo asombrosamente ms amplio y diferente, a consecuencia de lasadicionalesrevelacionesatravsdeestosnuevossentidos.

    Es necesario que el lector estudioso libre su mente del error de que hay algosobrenatural o milagroso en la idea de adicionales sentidos latentes en la raza. Cadasentidoesunmilagro,silosnuevossonconsideradosas.Qupudierasermsmilagrosoqueelsentidodelavista,oaunms,queelsentidodelavistaauxiliadoporelmicroscopioo el telescopio, que no hacenms que aumentar su poder normal? Pensar quepodemossentir lo que ocurre en el universo de una gota de agua o los cambios en un distanteplaneta, noes unmilagro? Y elhechodequeyo,queestoy leyendoestapgina,puedaconocer la configuracin de las letras sobre el papel, a distancia, sin contacto corporal,noesunmilagro?Ennuestrocaptulosobrelasimpresionesseverquetodoslossentidosnosonsinoformadesentirlasimpresionesquevienendeobjetosexteriores,quenosotrosno vemos, sentimos, omos, olemos o gustamos los objetos mismos, sinomeramente lasimpresionesquelleganalcerebrodeestosobjetos,mensajesalolargodelosnerviosyqueson trasladados por nuestro cerebro. Puedealguien, conociendoestoshechos, pretenderconocer o saber que no existen otras vas por donde estas impresiones puedan llegar anosotros,particularmentecuandosabemosque cadaunade laspresentescincovasde lossentidos fueron lentamente desenvueltas a medida que la Vida trepaba la escala deevolucin?.Permtasenosserlatosenestamateriay,sinperjuiciodereservarnoselderechoa discutirla, examinar y determinarlavalidezdetodasycadaunade las reclamacionesdelsentirsupernormal,hastamantenerdespiertalamentesobreelsujeto.

    Ynotansloenladireccindesentirprocuralasuperconscientividadmejorasparalaraza.Enrealidaddeverdad,haytodaclasedederechoparacreerquenuevasfacultadesquierenserdesenvueltas,precisamentecomolofueronenelpasadolaspresentesfacultades.Nohaymsqueestudiaralhombreenlaescaladecapacidadrazonadora,paracomprenderqueexisteunaescalaevolutivadelaraznenlarazacomoentodo,yentrelosindividuos,noconsiderandolosanimalesinferiores.Noesrazonablecreerqueelhombredelporvenirirtanalacabezadelhombrecomndenuestrarazaypoca,comostavahoyalacabezadelbusmnafricanoodiggerindio!Hemosalcanzadoacaso,loslmitesdelpensamientoyde la razn? Lahistoria y laciencia respondensin rodeosnegativamenteaestapregunta.No hemos tenido ejemplos en los diseminados casos degenios degigante podermental,precursoresdeloshombresdelfuturo?

    Enlasregionessuperconscientesdelamente,yacenlassemillasygrmenesdeestosfuturossentidosyrazonadorespodereslatentes,esperandolahoradesudesenvolvimiento,ydeestareginvienetodoloqueesmejor,ymsalto,ymsgrande,ennuestraspresentesactividadesmentales y reconociendo ese hecho y abriendo la mente a estems alto mmismo, damos la bienvenida a estos mensajes de arriba, estimulamos su venida y asprogresaremosymejoraremos.

  • 31

    CAPTULOVII

    IMPRESIONES

    Relacin entre la mente y las impresiones recibidasdel mundo exterior por los sentidos. Naturaleza delos sentidos. Todos ellos son modificaciones deltactoosentimiento.TodosdependendelYo .

    Es difcil para cualquiera establecer la relacin de la mente sobre las impresionesrecibidasdelmundoexterioratravsdeloscanalesdelossentidos.Quizlanicamaneradequenosencontremoscapacespararealizarlaimportanciadeestasimpresionesexteriores,elimaginarnuestracondicin,fueradeestardesprovistosdetalessentidos.Comohadichomuy bien Halleck: Supongamos que un nio de padres inteligentes viniese al mundoprivado de uno de los nervios esenciales de relacin por ejemplo, sin nervio ptico paratransmitir las grandiosas sensaciones del ojo, sin nervio auditivo para conducir lasvibracionesdelavozmaterna,ninerviostctilesparaapreciarelcontactodeunamano,ninervioolfatorioqueexcitaseelcerebroconeldelicadoaromadeloshuertosylasflorecillassilvestres de los campos, sin nervios gustativos, termales omusculares. Podra semejanteniovivir y desfilar los aos ante l los librosdeShakespeareydeMiltonseabriranenvanodelantedesusojos. Loshombresmsconspicuosagotaransuelocuenciasinningnresultado. Lanaturalezanosusurraraunadesusgrandiosasverdadesensusordoodo,nila luzalegraraaquella tenebrosamente conunapinturadelarco irisodel rostrohumano.Noimportacunperfectopudieraserelcerebrodelnioysucapacidadhereditariaparalasactividades mentales sus facultades permaneceran por la vida enterradas en hondsimacripta. Lapercepcinnopodraofrecerlealamemorianadaqueretenernielpensamientoconstruirsusespiritualespalaciossinmateriales.

    Carpenterdice:

    Si le fueseposible a un ser humanoveniralmundoconuncerebroperfectamentepreparadoparaserinstrumentodeoperacionespsquicas,perocontodaslascomunicacionespara las sensaciones interceptadas, tendramos todo fundamento para creer que sumentepermaneceradormidacomounasemillaenterradaenelsuelo.

    Stewartsafirmaquelospoderesdelacompresinquedarandormidosparasiempre,sino fueseporlaaccindecosasexternasenelcuerpo,loqueconstituyeunaproposicinuniversalmenteadmitidaporlosfilsofos.

  • 32

    Helmholtzhaescrito:

    Laaprehencinpor lossentidossupledirectae indirectamenteelmaterialde todohumanosentimiento,oalmenoselestmulonecesarioparadesarrollarcadainnatafacultaddelamente.

    Virchowdice:

    Aun las ms elevadas ideas son lenta y gradualmente desarrolladas por laacumulacindeexperienciasdelossentidos,ysuverdadestsolamentegarantizadaporlaposibilidaddeencontrarejemplosconcretosparaellasenlaexistenciareal.

    Carpenterdiceasimismo:

    Laactividaddelamentevieneaserjustamenteelresultadodelaconscientividaddelas impresiones externas, pormedio de las cuales sus facultades entranen juego, como lavida del cuerpo depende de la apropiacin de materiales nutritivos y de la constanteinfluenciadelasfuerzasexternas.

    Maudsleydice:

    Cuanto ms exacta es nuestra percepcin, ms correctamente recordamos, msprofundamentejuzgamosymsfielmenteimaginamos.

    YcomoKaydice:

    Lossentidossonelmedioporelcuallamenteobtienesuconocimientodelmundoexterior.Interceptemostodacomunicacindirectaconelmundoexterno,ynoconocer,nipuedeconocernadadeloqueexisteuocurreall,exceptoloquellegueaellaatravsdelossentidos. Suconocimientodeloqueestfueradesmismadepende,porconsiguiente,delnmero,estadoycondicindelosrganossensoriales.

    Verdadesquelascitadasautoridadeshablanconelsellode laantiguapsicologaeignoran la evidencia de las nacientes fases de la conscientividad desde el planosuperconsciente. Pero,aunsiendoas, loqueellosdicende lossentidospuedeaplicarseatodos los nuevos sentidos o canales transmisores de impresiones que puedan surgir en elhombre.ElEgorecibeimpresionesdelexteriorsolamenteatravsdeloscanalesdealgunaespeciedeorganismosensorial,seanestossentidosfsicos,psquicosoespirituales.Contodosloscanalescerrados,elEgotendraquepermanecercontodossuspodereslatenteseinexpresados,noconociendomsalldesupropiaexistencia.EsunadmirablepensamientoestaideadelEgoresidiendodentrodelamenteindividual,consurganodelcerebroysumaravillososistemanerviosoporelcualrecibelosmensajesdelossentidosdelascosasdeluniversoexterno,siendoestasimpresionesalmacenadasenlasregionessubconscientesdela

  • 33

    mente,parareaparecerenrecoleccin,imaginacinypensamiento,despusdeserpesadas,arregladas,agrupadasyvaluadasporlarazn.

    Estoscanalesdeimpresindelmundoexteriorlossentidossoncincoennmero,segn lo aceptado: Sentir, Ver, Or, Oler y Gustar. Algunas autoridades substituyen elsentidodeTocarporeldeSentir,yaadenalalistalasvariassensacionesdelsistemamuscular,talescomolapercepcindelpeso,etc.,lassensacionesdelhambre,sed,etc.,ylasvariassensacionesdelosrganosinternos.Perostaesunadistincinsindiferenciaprecisa,pues tales sensaciones y Tocar no son sino formasdeSentir. Por lo que concierne a lassensacionesinternas,nosomoslosllamadosaconsiderarlasenestadigresin,puesnuestrainvestigacin se atiene a las impresionesdelmundo exterior recibidas por elEgo. ComoBenstein dice: La diferencia caracterstica entre estas sensaciones comunes y las de lossentidos, estriba en que por mediacin de los ltimos adquirimos conocimiento de lasocurrenciasyobjetosquepertenecenalmundoexterno,yquereferimoslassensacionesporellos producida a objetos exteriores, en tanto que las primeras solamente sentimoscondicionesdenuestropropiocuerpo.

    Un ceido anlisis de las variadas impresiones sensoriales confirma la teora delantiguofilsofogriegoDemcrito,promulgadadosmilaoshace,alefectodequetodoslossentidos no son sino modificaciones y refinamientos del original sentido del tacto osentimiento. El sentimiento fue el primer sentido que hizo aparicin en la escala deevolucin,y losdemsnacierondel. Paracomprenderestoesnecesariodarsecuentadequetodaslaimpresionesejercidassobrelosrganosdeunsentidonacendelmovimientodepartculas materiales del exterior, que se ponen en contacto con porciones sensibles delorganismo fsico del individuo y despiertan actividades nerviosas que afectan al cerebro.ComoMorreldice:Elnicomododequeelmundoexteriorafectealsistemanervioso,eselmovimiento. Luz esmovimiento sonidoesmovimiento coloresmovimiento tacto esmovimientogustoyolfatoesmovimiento. Elmundoloconocenlossentidosporvirtudycon relacin a los movimientos de sus partculas. Estos movimientos son apreciados ycontinuadosporelsistemanerviosoyporconductodestellegafinalmentealapercepcinde la mente... La ltima accin material que podemos descubrir en todo proceso desensacin,antesdepenetrarenlasalturasdelaconscientividad,eselmovimientoY,comoKay dice: Todo cuando acta sobre un rgano del sentido, lo hace en forma demovimiento.Nadapuedeactuarsobrelossentidososerapreciadoporellos,amenosdenopresentarseaellosenformademovimiento.Yestasvariadasformasdemovimientodelaspartculas materiales, las vibraciones de estas partculas, son reconocidas por el sencillosistemadelosrganosdelojo,delodo,delanariz,delalenguaydelapiel.Todoelloessentimiento,desdeeltactohastalavista.

    Ustedse fijaenestapgina,viendoelpapelblancoylasletrasnegrasdeimprenta.Ustedimaginaque,enciertomisteriosomodo,hayalgunarelacinentreelpapelytintaysuvistaexiste,escierto,peronojustamenteenlaformaqueustedimagina.Nohayningunasutilnimisteriosarelacin.Loqueocurreesesto:LaLuz,alherirlapgina,esreflejadaenel ojo yproduceuna imagencorrespondienteen la retina todo esto es fsicoynada tienequeverconlamente,pueslalentedeunacmararecogeralaimagencomolohacelaretinadel ojo. Pero aqu esdondese produceel procesomental esta imagen sobre la retina es

  • 34

    causadaporondasdeluz,ligerasvibracionesque,actuandosobrelossensiblesydelicadosnerviosdelojo,sonsentidasallyporelcerebro.Estavisinesrealmentesensacindeunamuydelicadaespecieunsentimientodelasvibracionesdelasondasluminosas.Delmismomodo el odo toma las vibraciones del sonido y el tmpano vibra al unsono, justamentecomo hace el diafragma de un fongrafo, y los nervios del odo sienten estas deliciosasvibraciones.Elolernoessinoelsentimiento,porlosnerviosdelamembranamucosadelanariz, de las tenuesmolculas demateria gaseosa, desprendidas de la causa del olor. Elgustonoessinounafinasensacindesentirlaaccinvibratoriayqumicadelaspartculasdel alimento,etc.,por losnervios del gustode labocayde lalengua,ayudadosporotrosnervios de sentimiento de esta regin. Y, ms an la traslacin del sentimiento alconocimiento no es completa hasta que la impresin no es transmitida por el sistemanerviosoalcerebro,dondelasensacinesexperimentadaytransformadaenconocimientoporelmisteriodelapresenciadelEgo.Crtenselosnervios,ynohabrsensacincuandolas ondas productoras de sensacin choquen con los rganos correspondientes. Y, porltimo, las sensaciones que nosotros llamamos ver, tocar, oler, gustar y or, soncompletadas,aunfsicamente,tanslocuandoelcerebrorecibelasimpresionesylassiente.Lo que ocurre despus, estms all del conocimiento del hombre. Por algn admirableprocedimientoelsentimientoestransmutadoenconscientividadel Egoconoceciertascosasdel nonego o mundo exterior. Cmo el Ego cumple esto es un enigma envuelto en elmayormisteriodelEgomismo.NopodemoshacermsquerepetirelhermosopensamientodeHuxley,eleminentehombredeciencia:Cmounacosatannotablecomounestadodeconscientividad se produzca por resultado de irritar el tejido nervioso, es justamente taninexplicablecomolapresenciadelgeniocuandoAladinofrotasulmpara.

    Y as, preciso es contentarnos con una comprensin general del mecanismo pormedio del cual el Ego establece comunicacin con elmundo exterior. Habitandoslo entranquila soledad, el Ego recibe constantemente los mensajes tanto del interior de suresidenciacomodelasdiferentessalasdesupropiamoradasuperior. Lneastelegrficasytelefnicas llegan a laoficinacentralde todasdirecciones, telescopiosyotras aplicacionespticas estndirigidos a todos lospuntose instrumentos registradores del calor, la luz,elsonido y el movimiento estn al alcance de la mano y en constante uso. Todos estosinstrumentoshan sidoproporcionadospor laNaturalezapara elusodelEgo, odiremosqueelEgomismo loshapreparadopara desempearsucometido? Quinpuedeafirmaresto?Comoquieraquesea,quedapatenteelhechodequelosadmirablesinstrumentosquela inteligencia y la ingenuidad del hombrehan sido capaces de crear despusde siglos deexperiencia, no son sino extensionese imitacionesdeestos instrumentosde laNaturaleza:las lentes del ojo, el tmpanodel odo, los hilos de losnervios de la piel registradoresdelcalor, y todo lo dems. El trmino Naturalezano esmsqueunveloqueoculta,y sinembargorevela,elAlgodentrodelaNaturaleza:lanaturalezadelaNaturaleza.

    Y recurdese esto siempre: Que es el Egoquien ve ElEgoquien siente el EgoquienhueleelEgoquiengustaelEgoquienoye,ynolosrganosaquienesgeneralmenteachacamos estas cualidades. Y si en la evolucin de la raza o del individuo aparecieranotrosymselevadosrganospordondeelhombrepuederecibirmsnuevasymsampliasimpresiones delmundo exterior, ser siempre el Ego el que sentir a travs de ellos ser

  • 35

    conocedorporlarazndeelloconoceratravsdeellos.ElEgoeselRealMMismo,elReal Yo, el Real Individual. Prvesele de sus instrumentos de sentido su manto depersonalidadaunas,sertodavalmismo,algodiferentedetodolodems,algoaparte,sobreydetrsdetodosuigneriselYo.

  • 36

    CAPTULOVIII

    PERCEPCIN

    La Percepcin necesita de la atencin. Cultivo yempleodelaAtencin.Reglasyconsejos.Atencinvoluntaria e involuntaria. Leyes que rigen laatencinvoluntaria.

    En nuestro captulo anterior se ha visto que es siempre el Ego quien percibe laimpresin registradapor los nervios de los rganosdel sentido. Losrganos reciben, losnerviostransmiten,elcerebroregistramasessiempreelEgoquienpercibe. Perotngaseesto presente: El Ego no siempre percibe los mensajes del mundo exterior con igualesgrados de nitidez y a veces no los recibe en absoluto. Lapercepcin es unamateria devolicinparaelEgo, unamateria dependientedelavoluntadelEgopuedequererprestaratencin a unmensaje de los sentidosopuede no querer prestarlapuedeponerelmayorgradodeatencinoponerelmsmnimoalmensaje.Alprincipioestopuedeparecerdifcilde creer que un hombre, gozando del normal sentido del odo, pudiese librarse de or eldisparodeuncan,quisieraono. Esciertoque,encasosordinarios,dadoquelavoluntadnoofrecieraobstculos,lasumadeatencinvoluntariarequeridaparapercibirelsonidodeuncaonazopudierasermuypequea,tanpequeacomoparasercasidignadelnombredeatencin involuntaria. Pero, por otra parte, hay ejemplos de hombres que estaban tanconcentradosenotrastareas,quenooyeronloscaonazosdeunejrcitoentero,yslosedieroncuentadequeunabatallahabatenidoefectoenlasinmediacionesdespusquetodohaba terminado. Del propiomodo, se citan casosde hombres quenohayan sentidounagrave herida por tener la atencin reconcentrada en cualquier materia, y es un hechopsicolgicobien comprobadoque hahabido individuos capacesde anular el dolor por unesfuerzodevoluntad. LaAtencinesunamateriaquedependedelavoluntaddelEgo.Elintersatraelaatencin,yaliviaalavoluntaddemuchodesutrabajoenelsentidodeatraerla atencin sobre el objeto o idea. Elarte de la atencinpuedecultivarsecon la prcticabajoladireccindelavoluntad.

    Todas las autoridades en psicologa, antiguas y modernas, convienen en laimportanciadelcultivodelaatencinenladireccindelapercepcin.

    Cuanto mayor sea la intervencin en la atencin, ms clara ser la percepcin ycuanto ms clara sea la percepcin, ms profundas son las impresiones recibidas, mscrecidosunmeroydetalle. ComoKaydice: cuantomayorseaelpoderdeatencinde

  • 37

    uno,msdirecta y largamente ser aptopara fijarla sobreun sujeto,mscapaz se sentirparaseguirlamismacorrientedepensamiento,ymsgrandeserlasumadeprobabilidadesdebuenxito.Esestepoderdeatencin,estepoderdeconservarunobjetoparticularantelamentehastadominarlocompletamente,elquemsquenadadistinguealhombredegeniodelosotros.Sehadichoconmuchaverdadqueprobablementeladefinicinmscompletadel genio es el poder concentrar y prolongar la atencinsobre cualquier asunto. Newtondeca:Yomantengounsujetocontinuamentedelante,yesperohastaqueelprimeralborseinicielentamente,paraconvertirsepocoapocoenunaclara luz. Siheprocuradoalgunosadelantos a la ciencia, son debidos ms a una paciente atencin que a cualquier otrotalento.Brodiedice: Lamentequeposealafacultaddelaatencinenelmsaltogradodeperfeccin, adquirirconocimientode relacionesde las queotrasmentesnohan tenidopercepcin. Y echando una ojeada al opuesto lado de la cuestin, vemos que en losimbciles, idiotas y otros seres de atrofiadamentalidad, la facultad de la atencin esmuydeficiente. ComoEsquiroldice: Losimbcileseidiotasestndesprovistosdelafacultaddelaatencin.Yunaautoridadmdicahadicho:Lacrecientedeficienciadeatencinessigno de una cercana imbecilidad y especialmente de un inminente ataque dereblandecimiento cerebral. Dependiendo laatencindeldirectousode lavoluntad, es lamarca de una mente educada y de una fuerte individualidad siendo verdad el reverso enaquellosquetienendeficienteestafacultad.

    Hayreferenciasdesujetosquehandesarrolladosuatencinhastaungradoincreble,y todo debido a la prctica. Houdin, el clebre ilusionista francs, desarroll su casimilagroso grado de atencin practicando delante de los escaparates de las tiendas, a lascualesechabaunaprolongadaojeada, tratandodespusde recordar loquehabavisto. Alprincipio, slo poda recordar unas pocas cosas, porque solamente haba percibido unaspocascosas. Pero, comocontinuabaconstantementelaprctica,adelant tantoquepodarecordarunbuennmerodeartculos.Perseverypractichastaquefinalmentesepusoencondiciones de percibir y recordar la mayor parte de los objetos despus de una ojeada.Explicando este procedimiento, deca Houdin: Por ejemplo, yo puedo asegurar, sinequivocarme, que una seora que ve pasar a otra en un carruaje, a buen paso, tienesuficiente tiempoparaanalizar su tocadodesdeel sombrerohastalasbotassinolvidar,nosolamentelamodaylacalidaddelasropas,sinoqueescapazdeafirmar,silosencajeseranlegtimosoamquina.Yoheconocidoseorasqueobrabanesteportento.

    Algunos especialistas, en varia materias, tienen tan educada su atencin, que soncapacesdeverconunamiradahastalosdetallesmsmnimosdeunobjeto. Unconocidocatedrticopoda leer, con una solamirada, la cuarta parte de una pgina ordinaria. Losmsicos seanticipanungrannmerodecompases,despusdeunamiradasobrelapginaqueejecutan. Todoes cuestinde inters, voluntadyprctica. Esasombrosocunpocopercibimosde lasmuchascosasquevemos.Halleckdaunainteresanterelacindeesto,diciendo:Uncuerpopuederetratarseenlaretinasinperfectapercepcin.Esprecisohacerun esfuerzo para concentrar la atencin sobre lasmuchas cosas que elmundopresenta anuestros sentidos. Una vez un hombre inst